Minga para recuperar el Centro Histórico de Quito el…
Ocho menores rescatados; eran obligados a trabajar e…
Armas, drogas y municiones decomisadas durante estad…
En un operativo en La Marín se hallaron objetos cort…
Pachakutik tuvo dos reacciones por decisión del Gobi…
La Conaie amenaza con aplicar justicia indígena a lí…
Gobierno de Lasso seguirá subsidiando los combustibles
Conozca las zonas con más femicidios en tres ciudades

Presidente Moreno denuncia ‘coincidencias’ en masacre carcelaria que dejó 79 internos asesinados

El presidente Lenín Moreno se pronunció este 24 de febrero del 2021 tras los amotinamientos registrados el martes 23 de febrero en las cárceles del país. Foto: Enrique Pesantes/ EL COMERCIO.

El presidente Lenín Moreno se pronunció este 24 de febrero del 2021 tras los amotinamientos registrados el martes 23 de febrero en las cárceles del país. Foto: Enrique Pesantes/ EL COMERCIO.

El presidente de la República, Lenín Moreno, se pronunció luego de la masacre en cárceles de tres provincias de Ecuador que dejó 79 internos asesinados. El Mandatario catalogó a la jornada del 23 de febrero del 2021 como un día trágico para el país.

A través de un video difundido este miércoles 24 de febrero, Moreno dijo que los hechos violentos suscitados en cuatro cárceles se desataron de manera simultánea y orquestada. “¿De dónde viene tanta violencia?”, preguntó el Jefe de Estado, quien en exactamente tres meses dejará el Palacio de Carondelet.

El Presidente dio cifras del hacinamiento y lo atribuyó a las acciones de su régimen para enfrentar el crimen. “En el 2007, había 9 000 personas privadas de libertad, hoy suman casi 40 000. La lucha frontal del Gobierno frente al delito ha resultado en un mayor número de delincuentes que han sido apresados. Esto disparó el hacinamiento y volvió insostenible el sistema penitenciario”.

Moreno dijo que cuando la lógica internacional llevaba a construir centros reducidos de reclusión para posibilitar un mayor control “acá se construyeron mega centros carcelarios, para 15 000 personas cada uno, en los que fácilmente se dispersa el control”. Señaló que el modelo y normativa legal son deficientes. “La sobrepoblación carcelaria bordea el 30%”.

Moreno reconoció que faltan recursos económicos y personal, pero que dispuso al Ministerio de Finanzas destinar el presupuesto necesario para enfrentar esta problemática.

El Presidente también habló de “coincidencias” en los amotinamientos, que ocurrieron en medio de la pandemia del covid-19, de la crisis económica y del proceso electoral para elegir al futuro Jefe de Estado de Ecuador.

“Lo de ayer no es casual, fue organizado desde el exterior de las cárceles e internamente orquestado por quienes se disputan el liderazgo y el tráfico de droga en todo el territorio nacional, no es casual que en 2008 se haya desmantelado la Base de Manta. No es casual que se haya provocado de esta forma el crecimiento del tráfico de drogas, tampoco que esto suceda después de las decenas de laboratorios de droga que se han desmontado en Manabí. Ni es coincidencia que esta sea la respuesta a la incautación de 128 toneladas de droga en el 2020, una cifra récord en la historia del país”.

En su intervención, Moreno abordó la reciente denuncia de la Revista Semana de Colombia sobre el supuesto financiamiento del Ejército de Liberación Nacional (ELN) a campañas políticas en Ecuador. “Es muy grave que haya dinero del narcotráfico en el escenario político del país. Lo de ayer no es coincidencia, es consecuencia, la violencia criminal está bajo investigación”.

Como medidas emergentes, el Mandatario anunció la activación del Centro de Mando Unificado, la declaratoria de zonas de máxima alerta a los centros penitenciaros y el restablecimiento del control en su interior. Aseguró que las Fuerzas Armadas apoyaran con el control de armas, explosivos y municiones en el perímetro externo de las cárceles, durante las 24 horas, “por el tiempo que sea necesario”.

Informó que dispuso a su equipo de ministros que redefinan los parámetros de la política de seguridad penitenciara, en concordancia con el escenario actual. Asimismo, dijo que durante el Gabinete de Prosur solicitará apoyo internacional para combatir el crimen organizado que tiene presencia regional.

Sobre el accionar de las instituciones del Estado, el Presidente dijo que “no hay ninguna bala de dotación policial” en los cuerpos de las personas asesinadas y se solidarizó con las familias de los internos.

“Eso fue un exterminio entre bandas delincuenciales, eso es lo que fue, y lo lamento mucho por las familias de los fallecidos, les envío mi pésame y abrazo solidario. La pérdida de toda vida humana es dolorosa, todos debemos cerrar filas contra las mafias y la violencia criminal”.

Suplementos digitales