Luisa Maldonado llegó a ejercer su derecho al voto en un Jeep blanco descapotable

La candidata a la Alcaldía de Quito por la lista 5, Luisa Maldonado, llegó a bordo de un Jeep blanco a ejercer su derecho al voto en el sur de Quito. Foto: EL COMERCIO.

La candidata a la Alcaldía de Quito por la lista 5, Luisa Maldonado, llegó a bordo de un Jeep blanco a ejercer su derecho al voto en el sur de Quito. Foto: EL COMERCIO.

La candidata a la Alcaldía de Quito por la lista 5, Luisa Maldonado, llegó a bordo de un Jeep blanco a ejercer su derecho al voto en el sur de Quito. Foto: EL COMERCIO.

La candidata a la Alcaldía de Quito por el movimiento Fuerza Compromiso Social, Luisa Maldonado, ejerció su derecho al voto en la Universidad Politécnica Salesiana, en Quitumbe, en el sur de la ciudad.

La candidata llegó al recinto electoral en un Jeep blanco descapotable. Desde ahí saludó a sus simpatizantes y familiares que le esperaban en este lugar.

Este vehículo le dejó en la puerta del recinto electoral, porque Maldonado está usando muletas, luego de un incidente que sufrió en su pierna derecha durante la campaña electoral.

En este trayecto, le acompañaron sus simpatizantes y familiares. Entre ellos se encontraban Paola Pabón, candidata a la Prefectura de Pichincha por el mismo movimiento político; Luis Reina, actual concejal de Quito; Virgilio Hernández, exlegislador. También estuvo su madre, Piedad Morocho.

Maldonado sufragaba en la junta electoral número 12, ubicada en el primer piso. Ingresó de manera directa mientras sus simpatizantes aplaudían y gritaban su nombre. Eso generó molestias, en otro grupo de personas que aguardaban en el lugar. “¡Qué haga fila!, ¡qué haga fila!”, se escuchó entre los electores.

Desde el automotor, Maldonado saludó a sus simpatizantes. Foto: EL COMERCIO.

Estos hechos no desconcentraron a la candidata, quien solicitó una silla para ejercer su derecho al voto. Una vez que expresó su voluntad en las papeletas, se secó el sudor de la cara con sus manos y salió.

En los exteriores de la junta, la candidata que vestía los colores de la bandera de Quito, azul y rojo, mencionó que estaba optimista por los posibles resultados de esta jornada electoral.

“Hay mucha confianza de que el pueblo de Quito no se va a volver a equivocar, que el voto de odio se ha terminado. Y que es bueno para esta ciudad que ahora llegue una persona que realmente quiera a Quito y gobierne con todos y todas. Sin duda esa es Luisa Maldonado”, dijo la candidata.

Maldonado comentó que respaldó su candidatura, la de su coidearia Paola Pabón y de los concejales de su lista. No reveló a quienes apoyó para el Consejo de Participación Ciudadana y Control Social, pero refirió que con esta elección esperan “recuperar la Patria”.

Luego de esta actividad, Maldonado se subió nuevamente en el Jeep que llegó. Tenía previsto acompañar a Pabón y a sus concejales a sufragar. Después de esto, quería almorzar caldo de 31 para “recuperar fuerzas” y de ahí dirigirse a la sede del partido, en la calle Piedrahita, a esperar los resultados de este proceso electoral.