Militares están más presentes en 23 urbes de la Cost…
El Imbabura inspiró a dos ambientalistas a cuidarlo
Subsidio al Trole y Ecovía se mantendrá pese al alza
César Córdova, exsecretario del Cpccs, fue designado…
Del otro lado del parabrisas sienten crisis y exclusión
Mujer fue sentenciada a 7 años de prisión por estafa…
Maduro retó a los presidentes de Uruguay y Paraguay …
Conaie pide diálogo con Lasso el 1 de octubre y amen…

Asamblea destituye al Defensor del Pueblo, Freddy Carrión; Pachakutik se dividió

Freddy Carrión durante intervención en el Pleno de la Asamblea Nacional. Foto: Twitter @AsambleaEcuador

Después de una sesión que tomó 15 horas, con 75 votos a favor, 47 en contra y 14 abstenciones, la Asamblea Nacional censuró y destituyó a Freddy Carrión como Defensor del Pueblo a las 00:31 de este miércoles 15 de septiembre de 2021.

La bancada del correísmo votó en contra. Los votos a favor provinieron de las bancadas de la Izquierda Democrática (ID), PSC y la Bancada del Acuerdo Nacional (BAN), que agrupa a Creo y asambleístas independientes. Mientras, Pachakutik no logró una postura en bloque.

La moción fue presentada por Yeseña Guamaní (ID), quien junto a Ricardo Vanegas, de Pachakutik, impulsó este proceso de interpelación, por mal uso de bienes públicos e incumplimiento del estado de excepción en la pandemia.

La resolución se tomó después de un debate en el que participaron 13 legisladores de todas las bancadas. Esto, después de que Carrión ejerció su defensa y acusó de repartos a varios legisladores y los interpelantes presentaron sus pruebas.

A pesar de que en la víspera la bancada de Pachakutik había decidido apoyar la censura al funcionario, en el desarrollo de la sesión la posición tambaleó, tras un comunicado en el que el presidente de la Conaie, Leonidas Iza, salió en respaldo del Defensor del Pueblo.

El bloque del movimiento indígena salió hasta los pasillos del Parlamento para volver a consensuar una postura. La tensión fue evidente, después de que Salvador Quishpe, intervino en el Pleno.

“No vamos a votar en contra de nuestra lucha. Aquí está claro: este juicio político es por el informe donde se incluyen delitos de lesa humanidad en contra de los ex gobernantes del periodo anterior. Votar a favor de la destitución o de la censura, sería deshacernos de ese informe y aquí no estamos para eso, vamos a reinvindicar nuestra lucha, esa lucha buscando el respeto a la dignidad”, dijo.

¿Votarán en bloque? “Ya veremos”, dijo Mario Ruiz, antes de reingresar al Pleno. Finalmente, la bancada de los 26 legisladores se partió en dos: unos como la presidenta de la Asamblea, Guadalupe Llori, votaron a favor; y los demás, como Salvador Quishpe, se abstuvieron.

La jefa de bloque del correísmo, Paola Cabezas, y Johana Moreira (ID), rodearon el estrado del primer vocal del CAL, Darwin Pereira (PK). Al final votó a favor de la censura.

El presidente de la Comisión de Fiscalización, Fernando Villavicencio, defendió el informe elaborado por esta mesa para el juicio político. Aseguró que durante el proceso hubo una intención de los abogados de Carrión de frenar este proceso, a través de acciones de protección que no fueron acogidas por los jueces.

El legislador, dirigiéndose hacia la bancada del correísmo, fustigó que algunas legisladoras de esta organización aplaudieran la defensa de Carrión, quien enfrenta una investigación por supuesta agresión sexual.

“A mí me da vergüenza. Protesto, a nombre de las mujeres de este país”, señaló.

También calificó como un “mentiroso contumaz a Carrión”, mientras en su curul exhibía un envase con un rótulo “alitas LCD”, en alusión a que durante el proceso el funcionario había alegado que fue drogado al ingerir este alimento en el departamento del exministro de Salud, Mauro Falconí.

La socialcristiana Nathalie Viteri calificó a Carrión como “un experto manipulador”, aunque su coidearia, Soledad Diab, afirmó que en el proceso de interpelación “hubo una serie de falencias” y cuestionó que se haya “adelantado criterios” por parte de algunos legisladores.

En la bancada del correísmo, Jahaira Urresta y Viviana Veloz salieron en defensa de Carrión. “Sororidad, prostitución de palabra en este pleno. No se pudo evidenciar el presunto incumplimiento de funciones”, dijo Urresta.

“Este juicio político tiene dos objetivos. El primero defender a Romo, a Moreno y a todos quienes violentaron los derechos humanos en el gobierno del exterminio. Este es un show, un sainete. Fue el único funcionario que se atrevió a desafiar a Moreno y Romo”, acotó Veloz.

La resolución obtuvo 5 votos más de los 70 que se requerían para la censura y destitución. Con ello, Carrión no podrá volver a ejercer cargos públicos por dos años.

Las posturas del correísmo fueron fustigadas por María Belén Cordero y Diego Ordóñez, de Creo, y también por Johana Moreira (ID), quien con manotazos en su curul se lamentó de que algunos defiendan a un presunto agresor sexual.

Ordóñez cuestionó a Quishpe, quien manifestó que no ve irregularidades en el hecho de Carrión haya delegado en sus abogados el uso de su firma electrónica para suscribir documentos de la Defensoría.

Tras enfrentar el juicio político en el Pleno, Carrión regresó a la cárcel 4 de Quito en donde permanece detenido por supuesto abuso sexual desde el 16 de mayo pasado, tras un altercado en el departamento del exministro Mauro Falconí. El viernes deberá acudir a una audiencia de juicio en la Corte Nacional de Justicia.

Suplementos digitales