Artefacto fue detonado en la Fiscalía de Calderón, en Quito
¿Cómo educar contra la violencia de género desde casa?
Conductores agreden a agentes de tránsito en Cumbayá
Cancillería convoca a familiares de ecuatorianos en Rusia
Cadete detenida por el femicidio de María Belén Bern…
Prisión preventiva para integrantes de presunta band…
Así será el proceso para el censo en línea
Fiscalización no aprueba el informe de Villavicencio…

Federico Pérez votó tras recibir la noticia del nacimiento de su nieta

Federico Pérez llegó a la Unidad Educativa Manuela Cañizares para votar. Foto: Paola Gavilánez / EL COMERCIO

Federico Pérez llegó a la Unidad Educativa Manuela Cañizares para votar. Foto: Paola Gavilánez / EL COMERCIO

Federico Pérez llegó a la Unidad Educativa Manuela Cañizares para votar. Foto: Paola Gavilánez / EL COMERCIO

A las 09:00 del domingo 24 de marzo de 2019, llegó Federico Pérez Intriago a la Unidad Educativa Manuela Cañizares, en el norte de Quito, para cumplir con su derecho al voto.

El candidato a la Prefectura de Pichincha arribó en compañía de amigos, pues la mayoría de sus familiares radica en Amsterdam. En ese país, precisamente, nació una nueva nieta. Se trata de la segunda hija de María del Carmen. La primera nieta se llama Mía, “así que supongo que la última se llamará Tuya”, bromeó Pérez antes de votar en la Junta 30.

El empresario llegó vistiendo un pantalón jean, un saco de color rojo y una chaqueta azul. Tras cruzar la vereda e ingresar al colegio conversó con Diario EL COMERCIO y mencionó que el nacimiento de su nieta es un buen presagio. La noticia le llegó a las 06:00 hora de Ecuador, 14:00 de Amsterdam.

Federico Pérez llegó a la Unidad Educativa Manuela Cañizares para votar. Foto: Paola Gavilánez / EL COMERCIO

Tras votar Pérez contó que cumplirá con sus actividades normales y que no estará pendiente de los resultados. Sin embargo, añadió que confía en que la gente votará por el empleo y el trabajo, y que dejará de lado “la farra y la tecnocumbia”.

Cerca del mediodía tiene previsto asistir a un partido de fútbol de su nieto y en la tarde acompañará a su hijo en un encuentro de voz profesional.