Joven muere apuñalado al esquivar un robo, en Machala
Nayib Bukele tilda de 'corruptos' a expresidentes de…
Volcán Sangay emite columna de ceniza que puede caer…
Hermanos Isaías desistieron de demanda en contra del…
Segunda sentencia en caso del secuestro de un recién…
Hombre fue sentenciado a 17 años de prisión por homi…
Más de 50 hectáreas de vegetación han sido consumida…
Lasso ofrece fondos para erradicar la violencia de g…

Ecuador pide a México que los asambleístas asilados se ajusten a reglas sobre opiniones políticas

Los asambleístas correístas Soledad Buendía (izquierda), Carlos Viteri Gualinga y Gabriela Rivadeneira. Fotos: Archivo / EL COMERCIO

Los asambleístas correístas Soledad Buendía (izquierda), Carlos Viteri Gualinga y Gabriela Rivadeneira. Fotos: Archivo / EL COMERCIO

Los asambleístas correístas Soledad Buendía (izquierda), Carlos Viteri Gualinga y Gabriela Rivadeneira. Fotos: Archivo / EL COMERCIO

El Gobierno ecuatoriano confía en que México hará cumplir las condiciones del asilo diplomático que limitan las opiniones políticas a Gabriela Rivadeneira, Carlos Viteri y Soledad Buendía, expresó el ministro de Relaciones Exteriores, José Valencia.

El funcionario se refirió al caso de los tres asambleístas del correísmo, el jueves 16 de enero, durante la presentación de un informe ante la Comisión de Relaciones Internacionales de la Asamblea Nacional.

“Nosotros confiamos en que el Estado mexicano que invocó el Convenio de Caracas de 1954 sobre asilo diplomático va a tomar en consideración que existen claras especificaciones al respecto (de las opiniones políticas)”, expresó Valencia.

Añadió que Ecuador es un país que busca que la aplicación del derecho internacional “sea ampliamente entendida por todas las partes” y reiteró que espera que México “esté en la misma línea”.

Valencia dijo que el Gobierno dio “facilidades”, pero no entregó salvoconductos ni les costeó los boletos de avión para que Rivadeneira, Buendía y Viteri puedan viajar a México el pasado 9 de enero. Lo hicieron acompañados de sus cónyuges y del legislador alterno Luis Molina.

El Canciller dijo que no disponía de información de que los asambleístas hayan utilizado pasaportes diplomáticos para salir del país, pero que ha dispuesto la desactivación de estos documentos. Insistió en que ellos no son perseguidos políticos.