¿Quién era alias ‘Shakira’, relacionado al crimen de…
Periodista comunitario falleció mientras cubría el p…
El 1 de noviembre el pasaje del Trole y Ecovía subir…
Gremios plantean propuestas para ley del sector turístico
La U. San Francisco atenderá a víctimas de violencia…
Guillermo Lasso: ‘Si las manifestaciones persi…
Correa, Arauz y Chiriboga serán convocados por caso …
Quito Turismo alista festival para el Día de Difuntos

‘Debe cumplirse el acuerdo de la comisión’

sin titulo o credito de Edicion Impresa

sin titulo o credito de Edicion Impresa

Mario Barona/ Presidente vitalicio del Círculo de Periodistas de Tungurahua.

Me preocupa que la nueva Ley de Comunicación se convierta en un instrumento para limitar la libertad de expresión. Nadie nos puede decir qué es lo que podemos escuchar, ver, leer u observar. Los derechos de libertad son universales sin represiones. Me pregunto, ¿qué respondería Juan Montalvo si alguien hubiera tratado de coartarle la libertad de expresión?

En el proyecto de Ley se refiere a la responsabilidad ulterior del medio de comunicación y del periodista. Pero, eso ya consta en las actuales leyes y no es ninguna novedad. Si una persona calumnia a otra, a través de un determinado canal masivo, cada uno es responsable de sus declaraciones y deberá responder por lo dicho. No en vano el hombre es esclavo de sus palabras.

En cuanto a la conformación de Consejo de Comunicación estoy de acuerdo con que debe haber un ente regulador, pero que no sea un organismo que vaya solamente a reprimir.

El control debe ser independiente y profesional y con un criterio moderno que no dependa de la influencia política, económica, financiera o religiosa. Es decir, debe de ser transparente vertical y acrisolado.

En lo que sí estoy de acuerdo es con el control en la asignación de frecuencias. Este es un acierto del Gobierno, porque antes se traficaba y se ofrecía como si fueran productos de mercado.

Hay diferentes puntos de vista sobre las cadenas del Presidente de la República. Creo que el Gobierno Nacional informa de su gestión y nadie le quita ese derecho. Si a alguien no le gusta, solamente no le escucha.

Debemos tener en cuenta que ya hubo un acuerdo en la Comisión que analizó el tema en la Asamblea Nacional. El compromiso no se escribió en agua sino en piedra y aspiro a que no salgan con leguleyadas.

Suplementos digitales