El Gobierno de Guillermo Lasso considera clave a la …
Compromiso Social quiere ‘desterrar’ a tres concejal…
Veeduría del Metro, preocupada por la falta de decis…
Santiago Guarderas pide a Quito Honesto evaluar las …
Ecuador solicitó prórroga hasta el 9 de agosto del 2…
Pamela Troya, activista Lgbtiq, habla de Twitter, su…
En Manabí, los COE cantonales están activos tras los…
Tener más de 120 personas muertas en dos motines car…

Correa cree que renuncia del Papa es un acto “revolucionario”

Rafael Correa Delgado

Rafael Correa Delgado

El presidente candidato ecuatoriano, Rafael Correa, opinó hoy que para él la renuncia del papa Benedicto XVI es un acto de honestidad y que podría considerarse incluso “revolucionario”, frente a ciertos fundamentalismos de la Iglesia católica.

La anunciada renuncia del Papa, por su avanzada edad, es “una muestra de honestidad que tan solo, yo diría, hasta cierta terquedad de la Iglesia católica se negaba a aceptar como posibilidad”, añadió.

Correa, que se define como un humanista cristiano de izquierda, fue entrevistado hoy en una radio de Quito sobre su postulación a la reelección en los comicios del próximo domingo, y aprovechó el espacio para recordar que la de Benedicto XVIes la primera renuncia en 600 años” en el pontificado.

“Hemos tenido Papas en estado de edad muy avanzada, en estado de salud muy precaria que ya no gobernaban la Iglesia“, apuntó el mandatario, que goza actualmente de una licencia del cargo para dedicarse a la campaña electoral.

“Creo que es un acto de honestidad y yo diría incluso revolucionario del papa Benedicto XVI que habla muy bien de él”, enfatizó Correa al preguntarse: “Dónde está lo escandaloso?” de esa decisión.

“La gran pregunta es, por qué no se ha hecho eso antes?“, volvió a cuestionar al afirmar que “cierta jerarquía eclesial ha mantenido cosas que son insostenibles en el siglo XXI”, como por ejemplo “cierta ausencia de democracia” en la Iglesia.

Mencionó, además, que hay religiosos “claramente identificados con grupos políticos” y por ello dijo que “hay cosas que cambiar y muy profundas” en la Iglesia.

Hay sacerdotes santos como también hay de los otros“, pero “la soberbia es decir la Iglesia nunca se equivoca“, porque “eso sí atenta contra el evangelio de Cristo“, añadió Correa, que en su juventud cumplió como misionero de una comunidad religiosa en zonas indígenas de la sierra.