La reactivación comenzó en el centro de Quito
El liderazgo de Leonidas Iza se perfila por dos esce…
‘Couriers’ aceleran su labor para igualarse con retr…
Mujeres guayaquileñas diseñan su futuro con cada puntada
Vacaciones entre pasado y presente, Buenos Aires a p…
El ECU 911 registró un 12% menos de emergencias que …
Ciudadanía volvió a los parques después del paro nacional
Ciudadanos pugnan por un cilindro de gas en Quito

Congresistas de EE.UU. urgen a Lasso a apoyar derecho al aborto por violación

Presidente de Ecuador, Guillermo Lasso. Foto: EFE/ Ricardo Maldonado Rozo

Veinte congresistas estadounidenses enviaron este martes 8 de marzo de 2022 una carta al presidente de Ecuador, Guillermo Lasso, para instarle a firmar una ley que garantizaría, con excepciones, el derecho al aborto por violación en el país.

La legisladora demócrata Norma Torres encabeza la misiva al presidente ecuatoriano, que planea anunciar la próxima semana su decisión sobre el proyecto de ley aprobado por la Asamblea Nacional ecuatoriana respecto al aborto por violación.

«Estamos preocupados porque, en recientes declaraciones, usted (Lasso) ha indicado la posibilidad de vetar la ley», señala la carta, firmada por legisladores demócratas y en su mayoría hispanos.

«Le urgimos a firmar la ley sin cambios. Eso enviaría un mensaje claro de que usted respeta el proceso democrático que llevó a la adopción de la legislación», agregan los congresistas.

Rubricar la norma también demostraría que Lasso está «comprometido a cumplir con las obligaciones de derechos humanos de Ecuador, al asegurar que ninguna mujer o niña ecuatoriana sufre innecesariamente los daños de un embarazo forzado o un aborto clandestino», concluyen.

La ley aprobada a mediados de febrero por el Parlamento ecuatoriano contempla que las mujeres víctimas de violación que hayan quedado embarazadas puedan interrumpir la gestación hasta las 12 semanas.

También permite el aborto excepcionalmente hasta las 18 semanas en casos de niñas, adolescentes y mujeres indígenas y del área rural.

En Ecuador, históricamente, el aborto ha estado penalizado con hasta tres años de cárcel, con la salvedad de que un médico lo practique para salvar la vida de una gestante, o en caso de violación de una persona con discapacidad mental.

Sin embargo, en abril del año pasado, la Corte Constitucional de Ecuador despenalizó el aborto en casos de violación, un fallo histórico que coincidió con la llegada a la Presidencia del centroderechista Lasso, abierto antiabortista.

Lasso reiteró este martes que, aunque personalmente se oponga a lo aprobado por el Parlamento, está «obligado a respetar ese fallo» de la Corte Constitucional ecuatoriana.

No obstante, el mandatario evitó confirmar que vaya a firmar la ley y se limitó a asegurar que la semana que viene hará pública su decisión al respecto.

Las organizaciones y colectivos feministas de Ecuador han avanzado que seguirán su batalla legal para que entre en vigor esa ley, en caso de que Lasso vete la norma aprobada por el Parlamento.