Podcast: Entérese con EL COMERCIO, 18 de junio del 2021
Pablo Celi, contralor desde la Cárcel 4
Partidos políticos tendrán un mayor control de la Un…
Un grupo élite de bomberos combatirá incendios forestales
10 parroquias de Quito forman parte de la estrategia…
Extranjeros, también en fila para la vacunación cont…
155 876 usuarios ya no reciben el subsidio de la tar…
Bolsonaro dice que usar mascarilla dentro del auto p…

Comunidades indígenas de Orellana argumentan por quién votarán en el balotaje

La población Sacha tiene criterios divididos para elegir al sucesor del presidente Lenín Moreno. Foto: EFE

La población Sacha tiene criterios divididos para elegir al sucesor del presidente Lenín Moreno. Foto: EFE

Algo más de 13 millones de votantes están llamados a las urnas en Ecuador para elegir al próximo presidente y vicepresidente. Foto: EFE

Las comunidades indígenas en la provincia de Orellana, en la Amazonía de Ecuador, votan este domingo 11 de abril para elegir al próximo presidente de la República del Ecuador.

“No estoy de acuerdo con estos dos gobiernos (sic, candidatos) y sí, voy a votar nulo porque casi no me convienen estos dos presidentes (sic) que están hoy”, resume Gloria Grefa, vecina de la comunidad de Pompeya, una de las parroquias del cantón Sacha, que en idioma nativo significa “selva virgen”.

De 1 200 habitantes, es uno de los asentamientos de mayoría kichwa de la zona donde hoy sus residentes sufragaban con normalidad y menor afluencia que en la ronda electoral de febrero, guardando el distanciamiento social y las normas de bioseguridad, con advertencias periódicas de las fuerzas armadas para colocarse bien la mascarilla y separarse, so pena de ser multados.

De las más habladoras, Grefa solo pide que quien gane “se preocupe por la Amazonía, que está bien decaída” y censura que “todos los Gobiernos” han dejado abandonada la región en relación a ciudades grandes del país como Quito, o Guayaquil.

Sin embargo, no todos concuerdan con Grefa respecto a anular su voto. 

La población Sacha tiene criterios divididos para elegir al sucesor del presidente Lenín Moreno. Foto: EFE

“Yo pienso que soy libre de votar por quien yo decida”, indica Nayeli Yumdo, de la comunidad San Agustín, perteneciente a la vecina parroquia Unidad Milagreña, quien confiesa que votará por Arauz. Pero no porque nadie se lo diga.

Al próximo jefe del Estado le exige que “cumpla con lo que ofrece” y que sus promesas de campaña “no sean solo palabras”, mientras a lo lejos de la unidad educativa donde depositará su voto se escucha el quiquiriquí de un gallo.

Este domingo, en las unidades educativas Colegio San Antonio y Monseñor Oscar Romero del cantón de los Sachas, muchos hacían fila pacientemente para votar.

La comunidad indígena pide que quien llegue a la presidencia cumpla con sus promesas. Foto: EFE

Algunas mujeres con sus pequeños colgados y arropados por una sábana en torno al cuerpo, trataban de que la estancia en los colegios fuera la mínima indispensable.

Darwin Cerda acudió a ejercer su derecho al sufragio desde la parroquia Limoncocha, en el petrolero cantón Shushufindi, donde el exotismo del paisaje selvático choca con los numerosos mecheros de las explotaciones de la zona.

“El voto sale del corazón, hoy día decidí votar por Arauz”, dice Darwin, quien asegura que el candidato ha entusiasmado a la juventud y confía en que “siga adelante sin corrupción”.

Menos habladora, su compatriota Delicia Coquinche, de la parroquia Unión Milagreña, en cambio, se decanta por Lasso aunque se pregunta si “ayudará o no” al país.

Algo más de 13 millones de votantes están llamados a las urnas en Ecuador para elegir al próximo presidente y vicepresidente que gobernarán el país en los próximos cuatro años.