Informe a la nación
Diego Ordóñez: ‘La consulta no está entre los temas …
La proximidad de Santo Domingo a su cárcel expone a …
Apuesta Ecuador abrió la convocatoria para su segund…
Postulantes con bajo puntaje tienen oferta académica…
28 estudiantes alcanzaron el puntaje perfecto para a la ‘U’ 
Jenny Jaramillo ganó el Premio Mariano Aguilera a la…
45 000 insumos para cédulas entregó el IGM al Registro Civil

César Montúfar: ‘Fuga de Glas tiene tintes cinematográficos, como en La Casa de Papel’

César Montúfar catedrático universitario y político. Foto: Patricio Terán / El Comercio

No era de esperar menos. El acusador particular de Jorge Glas ante la Justicia, el catedrático César Montúfar, pondrá una denuncia por evasión (fuga) y por asociación ilícita una vez que se operó un controvertido hábeas corpus al exvicepresidente que tenía 14 años de cárcel por corrupción, de los que cumplió cuatro, hasta su liberación el pasado 10 de abril.

Jorge Glas salió en libertad y dijo en un mitin político que es inocente. ¿Cómo le cae esa afirmación?

El Ecuador, en los últimos 15 años, ha vivido un proceso de descomposición institucional en el que la corrupción se institucionalizó y dejó de ser resultado de hechos aislados de funcionarios para convertirse en un sistema institucionalizado en un sistema mandado, dirigido y ejecutado desde las más altas esferas del poder. Esa declaración refleja ese esquema de delincuencia organizada que configuró desde el Estado y que le representó al Estado ecuatoriano cientos de millones de dólares de perjuicio. El mensaje es que se devela todo el sistema corrupto, queda al descubierto y la resulta que la delincuencia organizada tiene razón.

Culpable o no, ya no está en la cárcel…

Me resisto a pensar que aquí hubo una liberación de Jorge Glas. Lo que vemos es que hubo una fuga. Fue un proceso absolutamente irregular, que contó con la colaboración de no solamente el sistema de justicia, no solo el juez de Mangaralto, sino también de delegados del propio Ejecutivo. Glas no es inocente, pero si se lee a profundidad el auto del juez, se extingue la pena, al sustituirla por medidas cautelares. Y frente a eso no hubo reacción de los delegados ni del SNAI, ni del Ministerio de Gobierno ni de la Policía. Ahí lo que ocurrió fue un delito de evasión.

¿Fuga en vivo y en directo?

Como denunciante de Glas y luego como acusador particular, veo que la gravedad de lo que ha ocurrido es enorme: jamás hemos visto una fuga en la luz del día, con cobertura en vivo de lo que estaba sucediendo, y hemos visto cómo el fugado hacía apología de su delito, eso con colaboración de varias instancias del Estado. Aquí cabe preguntarle al Presidente de la República si él tenía conocimiento.

Una oda a la impunidad…

Vemos un régimen de impunidad institucionalizado. ¿Cuántas personas no obtienen la libertad a pesar de tener boletas de excarcelación? Es más, lo logró en tiempo récord, en apenas 16 horas. Es falaz el argumento de que no se interviene en la justicia. Hubo intervención política, pues los únicos capaces de detener esa acción eran el SNAI y el Ministerio de Gobierno y ellos no objetaron nada. Lo que vimos es una grosera intervención política para consagrar un régimen de impunidad con la pieza clave de la delincuencia organizada del correísmo.

¿Quién debe responder?

Por supuesto que es un problema del juez de Manglaralto, del sistema de Justicia, del Consejo de la Judicatura, de la Procuraduría que no estuvo en la audiencia, de estos delegados del Ejecutivo que participaron en una audiencia y no dijeron nada y no apelaron en el acto, como debieron hacer… pero todo esto es responsabilidad del Presidente, no es posible que el presidente Lasso nos diga que él no se enteró del tema y si es que eso fue posible ¿por qué no están destituidos todos los funcionarios?

¿Cómo será recordado este momento en la historia?

Glas no es cualquier persona. Creo que los ecuatorianos tenemos que guardar memoria de lo que significó esta estructura. Las dos sentencias en contra de Glas son absolutamente históricas por las denuncias y los procesos judiciales que abrió la Fiscalía por los delitos de asociación ilícita en el caso Odebrecht, concusión en el caso sobornos. No creo que en otro país se haya abierto una oficina en la Presidencia para cobrar sobornos. Son dos casos absolutamente emblemáticos. La fuga de Glas tiene tintes cinematográficos, comparable a la trama de ‘La casa de papel’, esa serie de Netflix. Es una bofetada a la dignidad del país.

Como acusador particular, de Glas, ¿va a presentar algún reclamo judicial?

Voy a presentar una denuncia. No se le puede abofetear al pueblo ecuatoriano de esta manera y tenemos que llegar a la verdad. Aquí la justicia nos tiene que decir qué fue lo que ocurrió, hasta dónde llegan las responsabilidad. Aquí no estamos hablando de la libertad de un hombre, estamos hablando de que o el Ecuador trabaja en conjunto para erradicar la corrupción y la impunidad institucionalizada o el Ecuador no tiene futuro.

¿Por cuáles delitos?

Delitos de evasión y asociación ilícita. No será por fraude procesal porque eso implicaría que el juez fue engañado.

¿Quién es César Montúfar?

Fue candidato a la Presidencia en las elecciones del 2021. Fue el acusador particular de Jorge Glas en la Fiscalía, cuya investigación devino en tres juicios penales por corrupción, dos con sentencia ejecutoriada (Odebrecht y Sobornos), un tercero está en apelación (caso Singue). Catedrático. Es profesor en la Universidad Andina. Tiene un PhD por The New School de Nueva York.