Accidente vial en Las Casas dejó cinco heridos
Podcast: Entérese con EL COMERCIO, 1 de agosto del 2021
Lasso sumó perfiles con experiencia política para la…
El ISD para el sector aéreo se puede eliminar vía decreto
Los nombres de 15 patriotas están en el ‘libro de muertos’
Testimonio de Martín Mora: ‘Una alta capacidad es ad…
Tres años de angustia y sin pistas de Verónica y Kiara
Jefferson Pérez: ‘Carapaz nos está haciendo un llama…

‘Si me dejan seré candidato a la vicepresidencia’, dice Rafael Correa

Rafael Correa, expresidente de Ecuador, en una rueda de prensa virtual este 25 de junio del 2020. Foto: captura

Rafael Correa, expresidente de Ecuador, en una rueda de prensa virtual este 25 de junio del 2020. Foto: captura

Rafael Correa, expresidente de Ecuador, en una rueda de prensa virtual este 25 de junio del 2020. Foto: captura

El expresidente de la República, Rafael Correa, dijo que le gustaría ser candidato a vicepresidente en las elecciones del 2021. El exmandatario, sobre quien pesan dos órdenes de prisión preventiva, dio esta declaración en una videoconferencia desde Bélgica, en donde reside actualmente, este jueves 25 de junio del 2020.

“Si me permiten seré candidato, veremos si es que eso ayuda a una victoria electoral. Tengo que estar ahí por mi patria pero también por mis compañeros perseguidos, por la tranquilidad de nuestras familias. Nosotros somos gente honrada, los corruptos son los que nos persiguen, no puede ser. Tres años han pasado investigando, dónde está la cuenta secreta, dónde está la fortuna, dónde esta el dinero mal habido”, señaló el expresidente en su intervención.

Correa aseguró en el encuentro virtual, convocado por el Movimiento Compromiso Social, que es un perseguido, ya que tiene 31 juicios penales, en su contra. Pero que a pesar de eso, “prácticamente” está definido que participará en los comicios del 2021 para el cargo de vicepresidente. Tras la consulta popular del 2017, ninguna persona se puede reelegir por tercera vez para un mismo cargo, el expresidente tiene dos mandatos, por lo que ya no está habilitado para participar en una candidatura presidencial.

Actualmente, el exmandatario tampoco podría correr para el cargo de vicepresidente, ya que al tener órdenes de prisión preventiva no podría inscribir su candidatura, porque el Reglamento de Democracia Interna de las Organizaciones Políticas establece que la aceptación de la nominación a una postulación debe ser “personalísima”, en las instalaciones del Consejo Nacional Electoral (CNE). Eso es algo que Correa no podría hacer, porque apenas pise suelo ecuatoriano sería arrestado.

Aun así, ese y otros reglamentos que regulen las elecciones del 2021 pueden ser cambiados, como parte de las nuevas directrices ante la pandemia del covid-19 y por mandato que la Asamblea que delegó al CNE, tras la reforma del Código de la Democracia, en febrero pasado.

Es decir, que si se modifica el reglamento y se habilita que los candidatos puedan aceptar sus candidaturas de manera virtual o telemática, Correa podría ser candidato a vicepresidente.

De ahí que la única candidatura que podría optar actualmente es la de asambleísta por los migrantes, ya que tendría la oportunidad de aceptar una nominación para parlamentario por el exterior en una Embajada, sin correr el riesgo de ser detenido.

Correa, en la rueda de prensa de este 25 de junio, aseguró que hay una actuación política de la Contraloría para no permitir que participe en los comicios del 2021 Fuerza Compromiso Ecuador, que es donde sus seguidores se han replegado tras su salida de AP. Contraloría predeterminó que no se reconozca la inscripción de esa organización política y otras tres más.

De la misma forma, aseguró que el consejero electoral Luis Verdesoto habría dicho a Paúl Carrasco, del movimiento Podemos, que se debe alargar el plazo de las elecciones para que Correa no pueda ser candidato. Podemos es una de las cuatro organizaciones políticas que fueron inscritas por el CNE, acción por la que Contraloría ha predeterminado la destitución de los consejeros electorales Diana Atamaint, José Cabrera y Esthela Acero.

Actualmente, Rafael Correa tiene una sentencia condenatoria en primera instancia, por el delito de cohecho, en el caso Sobornos. De darse una condena en firme, perdería sus derechos políticos por 25 años y, con la reciente Ley de Apoyo Humanitario, publicada el pasado lunes, también está a punto de perder su pensión vitalicia como exmandatario.