30 de septiembre de 2018 00:00

Pdvsa presenta dos pedidos de arbitraje

En la Refinería hubo remoción de tierra, se construyó un acueducto y se compraron licencias. Foto: archivo / EL COMERCIO

En la Refinería hubo remoción de tierra, se construyó un acueducto y se compraron licencias. Foto: archivo / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 136
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 9
Mayra Pacheco
Redactora (I)
mpacheco@elcomercio.com

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

La alianza entre Ecuador y Venezuela para el desarrollo conjunto de proyectos petroleros se ha vuelto tensa.

La firma Petróleos de Venezuela (Pdvsa) planteó dos notificaciones de arbitraje en contra del Estado ecuatoriano. Una por sus operaciones en el campo Sacha y la otra por la Refinería de Manabí.

Estas acciones fueron presentadas el 15 de mayo de este año. El fundamento para iniciar estos procesos fue el Tratado Bilateral de Inversiones (TBI) suscrito entre Venezuela y Ecuador, informó la Procuraduría General del Estado (PGE).

Amparados en el TBI, ambas naciones promovieron en el 2008 la conformación de las empresas mixtas Refinería del Pacífico Eloy Alfaro y Río Napo. El propósito era construir una planta refinadora en El Aromo, Manabí, y subir la producción en el campo petrolero Sacha, en ese entonces el más productivo del país. Pero los negocios no prosperaron.

La situación de las dos empresas mixtas se complicó. Refinería del Pacífico está inactiva y Río Napo se encuentra en disolución y liquidación, según el portal de la Superintendencia de Compañías.

Pdvsa fue accionista de la empresa mixta Río Napo junto con Petroecuador desde septiembre del 2009 hasta abril del 2016, cuando se inició un proceso de disolución de la compañía que implica una liquidación de cuentas entre los accionistas. Luego de eso, Petroamazonas asumió el manejo de Sacha.

El gerente de esa firma estatal, Álex Galárraga, ha señalado que Ecuador planteó entregar USD 100 millones para zanjar el tema de Sacha, pero Pdvsa demanda 383 millones.

Se espera que en noviembre se emita un informe sobre los pasivos que dejó la compañía venezolana y determinar el monto definitivo.

En tanto, el avance de obras en la Refinería del Pacífico alcanzó el 13,5%, tras una inversión de alrededor de USD 1 500 millones. De estos, 200 millones corresponden a Pdvsa y el resto a Petroecuador.

Estos aportes, según el ministro de Energía, Carlos Pérez, no guardan relación con la participación del 49% que tenía Pdvsa. “Lamentablemente nuestro socio no ha contribuido en la proporción que le correspondía, lo ha hecho Petroecuador”.

Pese a que la empresa Refinería del Pacífico está inactiva, reporta una nómina de 49 personas, según información disponible en su web de agosto de este año.

Estos colaboradores operan el acueducto La Esperanza -que es parte de las obras que se hicieron en El Aromo- para entregar agua cruda a los municipios de la zona. El presupuesto anual de esta firma es USD 2,7 millones.

Actualmente, el Gobierno promueve la búsqueda de inversionistas privados para construir el complejo en Manabí. En Sacha se firmó un contrato con la firma china CCDC para perforar nuevos pozos petroleros.

Hay empresas interesadas en la Refinería y el Decreto para hacer la licitación se encuentra listo.

Sin embargo, mientras no se resuelva la controversia con Pdvsa, “nadie va a querer invertir” en el proyecto, refirió el titular de la Cartera de Energía.

Para Luis Calero, abogado petrolero, las notificaciones de arbitraje de la firma venezolana muestran que la relación de “hermandad bolivariana” que había entre los gobiernos de estos países ha pasado a segundo plano, por los desacuerdos en los negocios que tienen en común.

Calero sugirió al Gobierno que, antes de buscar una solución, evalúe todas las obligaciones cumplidas e incumplidas por parte de Pdvsa y del Régimen de Venezuela. “Ecuador tenía derecho a explotar un campo en condiciones similares a Sacha en Venezuela y eso no ocurrió. Eso generó un lucro cesante”.

El experto se refiere al ofrecimiento del Gobierno del fallecido expresidente Hugo Chávez para que Ecuador participe en la faja del Orinoco, donde se hallan importantes reservas de crudo pesado y extrapesado.

Una vez presentada la notificación de arbitraje, ambas partes tienen un período de negociaciones directas de seis meses para llegar a un acuerdo amistoso. La Procuraduría informó que para esta fase no se contrata asesoría jurídica.

En esta etapa, las partes aún no presentan argumentos ni valores demandados.

Si no se llega a un acuerdo amistoso, Pdvsa podrá iniciar un proceso arbitral en cortes internacionales.

Fernando Santos, exministro de Energía, cree que Ecuador debería tratar de llegar a un acuerdo con la firma, porque un nuevo juicio internacional afectará la imagen del Estado.

Ecuador tiene 36 procesos legales en cortes extranjeras y 27 notificaciones de arbitraje. De estas últimas, 23 tienen como fundamento los TBI.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (8)
No (0)