9 de agosto de 2017 00:00

Odebrecht: Tres firmas extranjeras se usaron para triangular coimas en Ecuador

Info Odebrecht (VALE)
Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 116
Triste 2
Indiferente 1
Sorprendido 4
Contento 2
Gabriela Quiroz
y Javier Ortega (I)

El pago de sobornos de Odebrecht se trianguló a través de tres entidades extranjeras, que ofrecen servicios financieros en Ecuador. Esto permitía no dejar rastro, mantener en reserva a los beneficiarios y evitar el pago de tributos.

Se trata del South American International Bank Curazao (Sai Bank); Amicorp, con oficinas en Hong Kong e India, y Sentinel Mandate & Escrow, de las Islas Vírgenes.

Las transcripciones de los audios grabados por el delator de Odebrecht, José Concecao Santos, de forma clandestina, revelan el mecanismo para evitar ser descubiertos.

En uno de los diálogos con José Rubén Terán N., empresario detenido junto con otros seis por asociación ilícita, se menciona al Sai Bank de Curazao-Brasil, paraíso fiscal.

Terán explicó que la plata llegaba a su cuenta de Curazao y el banco se lo comunicaba, porque tiene oficinas en Ecuador. “Se hace una suerte de remesas con ese dinero, me ponen a mí (en Ecuador) contra la cuenta de Curazao y así nunca hay una repatriada de fondos”.

Aseguró que de esa manera no hay rastro de cheques ni transferencias en el país. Por ese servicio pagaba entre 6% y 8%, dependiendo del monto, y así evitaba cancelar tributos.

También explicó que en Panamá era cada vez más difícil abrir cuentas, desde que el Gobierno de EE.UU. puso restricciones al envío de plata a ese país. En cambio, dice, el Sai Bank no exige vivir en Curazao. “Uno puede estar en Panamá, Uruguay, Chile...”.

Sin embargo, las titulares de las cuentas del Sai Bank eran ‘offshores’ panameñas, con las que pagaba menos impuestos.“Una de las cosas que me ha permitido manejar estas empresas en paz, estar siempre tranquilo, bien cuidado es que pago los impuestos, de lo contrario, José, es un problema. (...) Cuando uno no paga empiezan a averiguar quién le pagó, de dónde vino, cómo hizo ...”.

La Fiscalía identificó a Belvedear y Alesbury, de Panamá y Stockwell, de Curazao, con depósitos en sus cuentas del Sai Bank. 

Daniel Borja, asesor financiero de este banco, en Quito, también aportó con más datos al caso. Su tarea era visitar 30 clientes semanales para ofrecerles cuentas y pólizas en Curazao. Pactaba citas en las oficinas de los clientes, en cafeterías o durante almuerzos.

En su versión libre y sin juramento indicó que la representación del banco se maneja en Cuenca y también hay oficinas en Guayaquil. En la sucursal en Quito, ubicada en la Shyris y NN.UU. (edificio Allure Park) tramitaba los pedidos de los inversionistas, cuya documentación pasaba el procedimiento de cumplimiento (‘due diligence’) en Curazao. Estas instalaciones ya fueron allanadas.

Entre sus clientes consta el empresario Diego Cabrera, quien está preso por presunto lavado y se prevé vincularlo a este caso. La Fiscalía lo relaciona con las ‘offshores’ panameñas Alesbury Investment y Joubert Corporation.

Borja también mencionó a Raúl Andrade, como representante de Belvedear, pero no dio detalles de quién era y dijo que desconocía a Terán N.

Otra entidad que consta en el juicio y que ofrece servicios financieros en Ecuador con bajo perfil es Amicorp, creada en 1992 en Hong Kong.

Imagen de las oficinas de Odebrecht. Foto: Tomada de la cuenta de Flickr de Jeso Carneiro


Este Diario accedió a una presentación en la que se ofertan acciones en compañías holding en bolsa, como un mecanismo para mantener la confidencialidad del dueño de la estructura societaria y así optimizar las cargas fiscales. También ofrecen canales que permitan viabilizar préstamos provenientes del exterior para empresas locales eliminando gastos innecesarios.

La tercera compañía indagada es Sentinel Mandate & Scrow, que forma parte de un fondo de inversiones de renta fija, registrado en Islas Caimán.

Sentinel consta en la base de datos de los Papeles de Panamá y, según ese registro, está manejada por la intermediaria Biscayne Capital, cuyo representante hasta febrero del 2016 fue el ecuatoriano Roberto Cortés.

Esta institución tiene oficinas en Uruguay, Suiza y Bahamas y da servicios financieros en la región, incluido Ecuador. Daniel Borja señaló en su declaración a la Fiscalía que un agente de Biscayne le pidió que le consiguiera clientes, pero nunca lo hizo.

Esta firma recibió USD 2,5 millones desde la cuenta de Klienfeld, ‘offshore’ manejada por Odebrecht para pagar coimas en Ecuador. El dinero llegó a una cuenta del DMS Bank & Trust, de las Islas Caimán.

Sentinel ya fue investigada en el caso de corrupción de Petroecuador. La Unidad de Análisis Financiero señaló que desde la misma cuenta transfirió USD 796 000 a Girbra, ‘offshore’ de Álex Bravo, exgerente de la estatal petrolera, en Helm Bank de Panamá. Esto se hizo entre enero y julio del 2013.

El exfuncionario tiene tres sentencias por cohecho, delincuencia organizada y enriquecimiento ilícito y está preso. Poco antes de que empezaran estas transferencias, el 26 de diciembre del 2012, Petroecuador firmó un contrato con Galileo Energy, representante en Ecuador de la francesa Veolia Environmental.

Por el manejo de desechos peligrosos de la Refinería de Esmeraldas se facturó a la estatal petrolera USD 38,4 millones. La representante de Galileo, Glenda Meza, prófuga por cohecho, pidió que se pagara ese monto a la cuenta de Sentinel en el DMS Bank & Trust.

En agosto del 2016, el abogado Luis Zúñiga, de Zúñiga & Asociados, con sede en Guayaquil, remitió un escrito a este Diario “por encargo” de Sentinel, y señaló que su cliente no se benefició de este contrato. Agregó que ni Galileo ni Veolia son sus clientes.

Ayer, 8 de agosto, se intentó contactar vía telefónica a Zúñiga, pero no contestó. En el registro de la Superintendencia de Bancos, el Sai Bank, Amicorp y Sentinel no constan entre las entidades autorizadas a brindar servicios financieros en Ecuador.

En contexto
En este proceso de asociación ilícita se investiga a Ricardo Rivera, tío del vicepresidente Jorge Glas y a otros seis sospechosos. Está previsto vincular a Ramiro Carrillo, exfuncionario de Petroecuador, y Diego Cabrera, supuesto intermediario de Odebrecht.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (28)
No (1)