Trabajadores esperan alza de al menos USD 25 en salario básico 2023

Sector trabajador espera que el incremento salarial se alinee a ofrecimiento de campaña del presidente Guillermo Lasso. Foto referencial: Carlos Noriega / EL COMERCIO




El 11 de noviembre de 2022 empezaron las discusiones de la variación del Salario Básico Unificado (SBU) de 2023. Los trabajadores están a la expectativa de las propuestas de los empleadores y, principalmente, del Gobierno. El presidente Guillermo Lasso ofreció en campaña alcanzar un salario de USD 500, lo que implicaría un alza de USD 25 cada año.

El Código de Trabajo dispone que para la fijación del salario básico se debe tomar en cuenta el dato de inflación proyectado para el próximo año. En la última sesión, el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) prevé este indicador en 2,76%.

Empleadores buscan un alza técnica

Este es el porcentaje de inflación que los empleadores ya están analizando para el alza del salario básico, comentó Rodrigo Gómez de la Torre, representante del sector.

De todas formas, los empresarios señalan que algunas compañías podrán asumir el incremento salarial, otras trasladarán el costo al consumidor final y algunas se verán a liquidar o reajustar internamente su nómina. Esto porque "todavía no se ve una reactivación económica. Hay más ventas, pero hay contracción en sectores productivos, como el bananero, o problemas en sectores como el florícola o lechero", dice Gómez de la Torre.

Para el representante, más allá de un nuevo incremento salarial se debe trabajar en la generación de empleo, lo cual aún no se ha concretado, dice. "Seguimos subiendo salarios y perdiendo empleo, entonces cada vez hay mejores salarios para menos gente", asegura.

El sector empleador es consciente de los compromisos de campaña del Gobierno, sobre el salario básico. Pero, de todas formas debe realizarse de forma técnica, acota Gómez de la Torre.

Trabajadores esperan alcanzar salario básico de USD 500

Tras la primera reunión, los trabajadores manifiestan que su propuesta es el incremento paulatino del salario básico, "a fin de alcanzar una canasta digna", asegura. Édgar Sarango, presidente de la Central de Trabajadores del Ecuador (CTE).

En ese sentido, este sector espera que el Gobierno siga el esquema para el cumplimiento de su promesa de campaña. Así el salario básico debe incrementar USD 25 para 2023 y consolidar un alza de USD 100 hasta el término de la actual gestión, dice el dirigente.

Los trabajadores anticipan que no llegaran a acuerdos con los empleadores. Por esa razón, esperan que el pronunciamiento venga del Ministro de Trabajo, tal como lo establece la ley, ante la falta de consensos.

En lo que si concuerdan es que el Gobierno debe implementar acciones concretas para el impulso del empleo. "Queremos tener una reforma laboral coherente, que actualicen el Código de Trabajo actual", afirma Sarango.

Para el analista económico, Jorge Calderón, el alza salarial ahora, más que antes, tiene un tinte político, por la oferta de campaña. "Si no se da el alza prometida, se pone en juego la credibilidad del Presidente, que ya está comprometida".

En ese escenario, el experto prevé mayores retos en la competitividad de las empresas por el incremento de los costos de producción. Por eso, es importante que el Gobierno busque incentivos económicos y compensaciones para el sector productivo, sugiere.

La segunda sesión del Consejo Nacional de Trabajo y Salarios (CNTS)  está prevista para esta semana. Ahí las partes presentarán sus análisis y propuestas para la variación del salario básico. Si no hay consenso, se convoca a una tercera reunión antes de fin de mes.


Visita nuestros portales:

Sigue a EL COMERCIO en Google News CLIC AQUÍGoogle News


Suplementos digitales