¡Que viva el Quito de antaño en La Ronda!
María Elena García: ‘La inclusión beneficia a toda l…
12 días al año bajará el IVA del 12% al 8% en el sec…
Las exportaciones de arroz nacional cayeron 95% este 2021
Mera, Bagüí y Pellerano, los ‘duchos’ de la final
Vacunarse es una responsabilidad colectiva
Festival de Orquestas en la agenda de Fiestas para e…
Australia detecta el primer caso local de la variant…

Tres superintendencias se activan para frenar los cobros indebidos

El superintendente de Bancos, Juan Carlos Novoa (c), dijo que ya se han resuelto reclamos por cobros indebidos. Foto: Patricia González / EL COMERCIO

El superintendente de Bancos, Juan Carlos Novoa (c), dijo que ya se han resuelto reclamos por cobros indebidos. Foto: Patricia González / EL COMERCIO

El superintendente de Bancos, Juan Carlos Novoa (c), dijo que ya se han resuelto reclamos por cobros indebidos. Foto: Patricia González / EL COMERCIO

El presidente de la República, Lenín Moreno, dispuso ayer (martes 16 de octubre del 2018) la devolución de cobros no autorizados a los clientes de la banca y la sanción a empresas y entidades financieras que hayan incurrido en ese “error”.

“No vamos a tolerar ninguna afectación a los bolsillos de los ecuatorianos por empresas que puedan estar comportándose inescrupulosamente”, subrayó el Mandatario durante un acto, en el sur de Quito.

Exhortó a las superintendencias de Bancos, de Compañías y de Economía Popular y Solidaria a que “oficien las mejores acciones” para la devolución del dinero a los usuarios que hayan sido afectados.

El Jefe de Estado indicó que desde el 2015 “no se tuvo la suficiente precaución para que no se hagan cobros no autorizados” a los clientes.
Además, hizo un llamado para que los ciudadanos denuncien estos casos a través de la línea 1800-Indebido. Las llamadas serán derivadas a la Superintendencia de Bancos.

Este tema ha generado malestar en las últimas dos semanas, tras una denuncia realizada por el presentador de televisión Mauricio Ayora, conocido como ‘Caterva’, en el canal TC Televisión. Esto ocurrió el 5 de octubre pasado y las denuncias por cobros sin autorización empezaron a proliferar en las redes sociales.

Andrés San Pedro es uno de los que se siente afectado. En el 2014 canceló la tarjeta de crédito que mantenía con una entidad bancaria desde el 2011. En julio del 2017 se percató de que el banco le realizaba descuentos por USD 3,80 cada mes.

Llamó a la entidad bancaria para conocer el motivo y le explicaron que era por un seguro de salud, el cual no había contratado. Y cuando quiso hacer su reclamo, el banco le remitió a la empresa aseguradora para que solucione el problema, pero desde entonces San Pedro no ha tenido una respuesta concreta y dice que persisten los cobros no autorizados.

El Superintendente de Bancos encargado, Juan Carlos Novoa, aclaró ayer que las entidades del sistema financiero nacional están facultadas “legalmente” para realizar cobros por servicios financieros y no financieros. “Estos últimos, a diferencia de los financieros, no están sujetos al control y regulación financiero”.

Añadió, no obstante, que la Superintendencia ha resuelto reclamos administrativos presentados por los usuarios, cuando ellos han declarado que no ha existido una autorización previa para el cobro de los servicios no financieros.

La autorización, explicó Novoa, puede darse a través de cualquier mecanismo previsto en la ley, como “contratos verbales y medios electrónicos”, determinados en la Ley de comercio electrónico y de Defensa del Consumidor.

“La Superintendencia ha venido atendiendo los reclamos. Cuando después de la investigación se ha visto que en efecto no ha existido esta autorización previa, ha dispuesto la devolución de los valores por parte de los bancos”.
La entidad también ha dispuesto auditorías en las entidades financieras, para determinar cómo se han llevado a cabo los cobros por servicios no financieros, señaló Novoa.

Detalló que los reclamos recientes se han centrado en servicios no financieros, vinculados a asistencias mecánicas, de hogar y de seguros.
Dos entidades financieras se pronunciaron ayer sobre el tema. El Banco del Pacífico aclaró en un comunicado que “no es prestador de servicios de seguros y asistencias” y que únicamente es “el medio de cobro para procesar este tipo de transacciones de terceros”.

“En aquellos seguros y asistencias voluntarias, en la que exista un reclamo y los proveedores de servicios no puedan demostrar la aceptación, procederemos a devolver inmediatamente el valor debitado”, aseguró la entidad. Igual compromiso hizo el Banco Pichincha en otro comunicado.

Este último recordó que los clientes pueden solicitar en cualquier momento la cancelación de estos contratos, con lo que se suspenden inmediatamente los débitos asociados.

La Superintendencia de Compañías, Valores y Seguros emitió un comunicado el 15 de octubre en el que recalcó que solo las empresas de seguros pueden “asumir riesgos” sobre personas o generales, mediante la emisión de pólizas, la cual debe ser “firmada” por el asegurado o beneficiario y la compañía de seguro.

Pero también aclaró que “los servicios de asistencia no son pólizas de seguros”.

Asimismo, las personas jurídicas que no forman parte del régimen de seguros o del ámbito de la salud prepagada, no podrán realizar operaciones propias de las aseguradoras o de las compañías que financian servicios de atención integral de salud prepagada”, subrayó el órgano de control.

La Federación Ecuatoriana de Empresas de Seguros dijo que se encuentra revisando el tema y que en las próximas horas emitirán comentarios.

La polémica que generó la suspensión del presentador de noticias de TC Televisión, por sus denuncias de cobros indebidos, también llegó a la Comisión de Régimen Económico de la Asamblea. Ayora compareció ayer, vía Skype, para contar su experiencia. Aseguró que si bien desde el lunes pasado retomó su espacio televisivo ha sido intimidado por autoridades del canal para que se retracte de sus declaraciones. También comparecieron los superintendentes de Bancos y de Control del Poder de Mercado.

Suplementos digitales