Festival de Orquestas en la agenda de Fiestas para e…
¡Que viva el Quito de antaño en La Ronda!
María Elena García: ‘La inclusión beneficia a toda l…
12 días al año bajará el IVA del 12% al 8% en el sec…
Las exportaciones de arroz nacional cayeron 95% este 2021
Mera, Bagüí y Pellerano, los ‘duchos’ de la final
Vacunarse es una responsabilidad colectiva
Australia detecta el primer caso local de la variant…

‘USD 519 millones se invertirán en 2022 en proyectos mineros’

La XIII Expominas y XXI Oil & Power se realiza desde el miércoles pasado hasta hoy. Foto: Julio Estrella / EL COMERCIO

El Gobierno espera que en el 2022 se concreten USD 519 millones en inversiones para proyectos mineros. Esta se destinará para el desarrollo de infraestructura para arrancar la producción de dos nuevas minas y en planes de exploración, informó ayer () el Ministerio de Energía.

El viceministro de Energía, Xavier Vera, señaló que desde 2022 hasta 2026 se espera una inversión superior a USD 4 000 millones, por la construcción de cinco minas de producción y de explotación de los minerales.

Las inversiones confirmadas para construcción de minas en 2022, señaló el Viceministro, son Curipamba, en Bolívar; y Loma Larga, en Azuay; con montos de USD 185 millones en un período de tres años y de USD 315,32 millones en dos años, respectivamente. En 2023 se espera una inversión de USD 70 millones en el proyecto La Plata, en Cotopaxi.

Para 2024 entraría en construcción la mina Cascabel, en Imbabura. Este es uno de los proyectos mineros de cobre y oro más grandes del país. La inversión sería de entre USD 2 500 millones a USD 3 000 millones en cinco años.  

Mientras tanto, en 2026 entraría en construcción el proyecto Cangrejos, en El Oro, con una inversión de USD 1 000 millones en tres años.

Para estos dos últimos proyectos se firmaron, el 19 de noviembre pasado, dos compromisos de inversión minera de USD 466 millones, que se ejecutará en un lapso de 10 años.

Cascabel actualmente está en evaluación económica del yacimiento, paso previo a la fase de explotación. Cangrejos se encuentra en la etapa de exploración avanzada.

Así, el Gobierno busca que la minería se consolide como el motor de la economía de país. Según las proyecciones de la Cartera, las exportaciones de productos mineros alcanzarán los USD 1 591 millones este 2021, cuarto rubro de exportaciones del Ecuador. En 2024 alcanzarían los USD 4 040 millones, superando al banano.

Además, Vera señaló que el Gobierno trabaja para apoyar a la pequeña minería y a la artesanal.

Durante la XIII Expominas-Oil & Gas 2021, que se realiza desde el miércoles pasado hasta hoy, en Quito, se informó que se suscribió un convenio con el Banco Central del Ecuador (BCE) por USD 250 millones para comercialización de oro.

“El Banco tenía solo USD 10 millones para poder comprar barras de oro y el pago lo hacían entre 15 y 25 días. Ahora, en 48 horas se van a realizar los pagos y se ha incrementado un monto rotativo de USD 250 millones, 25 veces más de lo que teníamos antes”, dijo.

Asimismo, señaló que quienes querían vender de forma rápida estas barras tenían una penalización de entre 10% y 15%, pero si compra el BCE, la penalización será del 1,7%.

También, señaló que se firmó con las cooperativas de ahorro y crédito para que el pequeño minero, “que sea formal y responsable”, tenga créditos desde USD 50 000 a USD 2 millones para desarrollar su actividad. “Eso va a ser muy importante para el sector de la pequeña minería. Lo que queremos es formalizar el mercado del oro, vamos a luchar en contra del mercado informal, dándole formalidad”.

María Eulalia Silva, presidenta ejecutiva de la Cámara de Minería del Ecuador, señaló que la minería industrial es parte fundamental de la reactivación y es el futuro del país. “Las perspectivas de inversión para 2022 son buenas.

En los últimos años (desde 2018), la industria minera ha aportado entre 40% y 50% de la inversión extranjera directa que ha recibido el país”, señaló.

El Ministerio de Energía proyecta que en los próximos cuatro años el sector ofrezca plazas laborales, de manera directa e indirecta, a más de 300 000 personas.

Suplementos digitales