Fabián Pozo denunció a Raúl González por peculado y …
Presidencia de El Salvador reporta 50 000 detenidos …
Ejecutivo definió temas que saldrán en consulta popular
Concejo de Quito trata las inconsistencias en proces…
Gobierno entregará USD 2,5 millones a indígenas para…
Denuncian violaciones colectivas de más de 50 mujere…
Más de 10,8 millones de vacunas contra covid-19 está…
Mujer denuncia a influyente cardenal de Canadá por a…

Autoridades realizaron operativos en locales de venta de licores en Guayaquil

Funcionarios de Arcsa realizaron controles a la calidad de los licores que se ofertan en distintos locales de Guayaquil. Foto: Cortesía

Funcionarios de Arcsa realizaron controles a la calidad de los licores que se ofertan en distintos locales de Guayaquil. Foto: Cortesía

Funcionarios de Arcsa realizaron controles a la calidad de los licores que se ofertan en distintos locales de Guayaquil. Foto: Cortesía

Un operativo contra la venta de licores adulterados se realizó este jueves 12 de diciembre de 2019, en sector de la Bahía, en el centro Guayaquil.

La Agencia Nacional de Regulación, Control y Vigilancia Sanitaria (Arcsa) estuvo a cargo del operativo inspeccionando las bodegas de cuatro establecimientos de expendio de bebidas alcohólicas, ubicados en las calles Huancavilca y Chimborazo, intersección con Capitán Nájera, en plena Bahía.

Un local comercial, que se especializa en venta de todo tipo de licores, fue clausurado por vencimiento de los permisos de funcionamiento, ya que no habían sido renovados desde el 2016.

El coordinador de la Zona 8 de la Arcsa, Freddy Navarrete, explicó que el objetivo de los operativos durante las festividades de diciembre son para evitar contrabando en zonas comerciales. Recomendó a los consumidores comprar productos de calidad y que se informen, que no consuman productos que posiblemente sean falsificados y siempre revisen los sellos oficiales antes de consumir.

El operativo contó con el apoyo de una patrulla de la ATM, Senae y la Policía Nacional. La comisaria del Guayas, Ana Cristina Leyton, confirmó la clausura del local por la falta de permisos y venta de licor caducado, además del decomiso de mercadería de bodegas de otros comerciales inspeccionados.

Dora Arévalo, propietaria del negocio clausurado, asegura que su mercancía fue adquirida antes de la vigencia de los timbres tributarios y que cumplió con las normativas. Lamenta que ante la clausura del local va a experimentar una gran pérdida económica. “Hemos esperado todo el año para poder vender en estas fechas y nos clausuran. Para las personas que tenemos el interés de salir adelante, nos quitan todo el ánimo, es preferible no trabajar."