Guido Chiriboga tomó posesión como presidente de Cre…
Moradores del Banco Nacional de Fomento de Sangolquí…
Muere el bebé de 2 años intoxicado por cocaína en Pu…
‘Pasaba todo el día sin comer’: víctimas…
El volcán de La Palma vuelve a rugir mientras la lav…
Oficialismo, ID y PSC piden que no haya bloqueos par…
Jueza investigada por irregularidades en el caso Jor…
El registro único de violencia contra las mujeres se…

Negocios tendrán protocolos de aforo, jornadas y bioseguridad

El ministro de Producción, Iván Ontaneda (centro), realiza visitas a fábricas de alimento. Foto: Cortesía Ministerio de Comercio Exterior.

El ministro de Producción, Iván Ontaneda (centro), realiza visitas a fábricas de alimento. Foto: Cortesía Ministerio de Comercio Exterior.

El Gobierno aprobó 28 proyectos para comenzar la reactivación de la construcción. Foto: Archivo/ EL COMERCIO

La etapa de nueva normalidad en las actividades económicas, en medio de la emergencia sanitaria, va a requerir la implementación de protocolos que el Comité de Operaciones de Emergencia (COE) dará a conocer desde el lunes 27 de abril del 2020, para cada rubro de negocio.

El primer sector que comenzará a reactivarse con un plan piloto es el de la construcción; seguido del comercio, a través de canales digitales.

“A lo largo de los próximos días vamos a compartir con cada sector y con la ciudadanía los protocolos para cada una de las áreas”, dijo el sábado 25 de abril la ministra de Gobierno, María Paula Romo.

Los protocolos que se darán a conocer incluirán directrices en al menos tres áreas: aforo en los espacios de trabajo; cambios en los horarios, modalidades y jornadas de labores; y disposiciones de bioseguridad.

En lo relacionado a espacios de trabajo, por ejemplo, el pasado viernes 24 de abril el presidente Lenín Moreno detalló que se podría permitir la mitad del aforo regular en algunos negocios.

En cuanto a los cambios en las jornadas, el ministro de Salud, Juan Carlos Zevallos, detalló el sábado que una alternativa será implementar jornadas de trabajo más largas, por ejemplo, de 12 horas, y rotaciones de turnos, como ocurre en los hospitales, para evitar aglomeraciones de gente y no volver a las horas pico en el transporte.

El teletrabajo seguirá siendo una alternativa para los trabajadores que puedan hacer sus labores desde casa.

En el eje de los protocolos de seguridad, no será una obligación la realización de pruebas de covid-19 a los trabajadores para que puedan volver a sus labores diarias, señaló Romo el viernes en una entrevista televisiva.

Además de los protocolos para la reactivación productiva, Romo señaló el sábado que el Gobierno elaborará una hoja de ruta para la etapa de “nueva normalidad”, con participación de varias instituciones.

El documento replicará lo que se ha hecho en otros países que ya han pasado por esta fase de cambio; además, incluirá la información de las pruebas para covid-19 que se encuentren represadas así como indicadores de contagio por provincia, precisó Romo.

Empresas piden activarse

El ministro de Producción, Iván Ontaneda (centro), realiza visitas a fábricas de alimento. Foto: Cortesía Ministerio de Comercio Exterior.

Las cuatro semanas de paralización de actividades generaron pérdidas en ventas en el sector productivo que ascienden a USD 12 000 millones, según la Cámara de Industrias y Producción (CIP). De ahí que los empresarios están trabajando en el diseño de planes que contengan medidas para reactivarse, les urge volver a operar.

El sector empresarial advierte que el empleo es el indicador más perjudicado en medio de la crisis del covid-19. Según un estudio de Deloitte, un 37% de 129 firmas consultadas reducirá su nómina por la paralización de actividades.

El Gobierno anunció el pasado 20 de abril que el rubro de la construcción será el primero en reactivarse. Desde que rige el estado de excepción, la industria de la construcción registra pérdidas por alrededor de USD 1 300 millones.

Romo informó que se aprobaron 28 proyectos de obra pública y privada para que se reactiven desde el lunes. La construcción del hospital en Chone, en Manabí, está en la lista de reactivación.

El número de obras se podría ampliar a 100. Para continuar con la calificación de proyectos de construcción se habilitará una plataforma en el Ministerio de Producción.

El piloto para este sector incluye disposiciones y mecanismos para la movilización de trabajadores, protocolos de supervisión de salud para identificar posible sintomatología de covid-19 y dotación de equipos de seguridad y bioseguridad.

Romo detalló que para aprobar la reactivación de las obras se consideró la ubicación de los proyectos; es decir, se analizó si los proyectos están en zonas con bajo número de contagios. Otro factor que se tomó en cuenta fue el porcentaje de avance de las obras.

Dentro del programa se realizarán inspecciones en obra para constatar el cumplimiento de las medidas.

Los constructores aseguran estar listos. Joan Proaño, vocero de Constructores Positivos, explicó que la industria ya contaba con medidas de protección y seguridad para los empleados. Ahora los protocolos se refuerzan con disposiciones de bioseguridad para toda la cadena productiva.

La Cámara de Industrias y Producción, Constructores Positivos y la Federación Ecuatoriana de Industrias del Metal (Fedimetal) presentaron sus protocolos al Gobierno.

El sector sugiere que para los empleados que deban asistir a las obras se implementen grupos de horarios rotativos o que se apliquen semanas de trabajo escalonado; es decir, jornada de lunes a viernes, de martes a sábado y/o de miércoles a domingo.

En los proyectos fuera del perímetro urbano se recomienda instalar campamentos y funcionar con jornadas de días en campo y días libres, como en el sector petrolero.

Comercio solo con servicio a domicilio 

Para la reanudación de las actividades en el sector comercial, las operaciones serían a través de llamadas telefónicas, plataformas digitales, páginas web y servicio de motorizados, proponen las Cámaras de Guayaquil y Quito.

Juan Carlos Díaz-Granados, director ejecutivo de la Cámara de Comercio de Guayaquil, plantea incorporar al trabajo a quienes hayan tenido ya covid-19 y se hayan recuperado, así como a los jóvenes y adultos saludables. El resto puede seguir en teletrabajo.

Los gremios proponen incluir en el plan a negocios de electrodomésticos, tecnología, muebles, ferreterías, artículos para el hogar, ropa, cosméticos, juguetes y otros.

Exportadores listos para una nueva etapa

En el rubro exportador dicen estar listos para el regreso a la nueva normalidad, pues fortalecieron los protocolos sanitarios que ya eran rigurosos, por las normas que exigen sus compradores afuera.

Los bananeros tienen estructuras de desinfección en los ingresos a las fincas y aplican sanitización de los empleados y visitantes.

José Antonio Camposano, presidente de la Cámara Nacional de Acuacultura , cuenta que la industria ya cumplía con normativas de inocuidad sanitaria, pero además se han ajustado horarios de trabajo y medidas de distanciamiento.

Para los exportadores, la principal afectación es la caída de demanda de mercados como EE.UU.

Hoteles sin zonas de uso común

Holbach Muñetón, presidente de la Federación Nacional de Cámaras de Turismo del Ecuador, explica que con la certificadora Qualitur se está elaborando un documento con recomendaciones que deberá adoptar el sector.

El gremio espera que el Gobierno instale túneles de desinfección en los hoteles del país.

El vocero dice que analiza el cierre de espacios comunes como gimnasios, restaurantes, piscinas y salones de eventos. Según Muñetón, una posibilidad es adecuar estos espacios con nuevas camas y fortalecer el servicio a la habitación, para tener menos contacto en el lobby. Para reservas se ha planteado que todo sea vía Internet.

La industria sugiere cambios en turnos

Para retomar labores las industrias tendrán que dotar a sus colaboradores con insumos de protección, implementar controles de temperatura y adecuar espacios internos para cumplir con el distanciamiento social, explica Pablo Zambrano, presidente de la Cámara de Industrias y Producción (CIP). Se debe capacitar a los trabajadores sobre el virus, añade.

La CIP sugiere alternar horarios de ingreso del personal en turnos distintos y mantener en el teletrabajo a los empleados vulnerables. Para garantizar el abastecimiento de insumos de protección para todos los trabajadores,el gremio propone implementar alianzas con los fabricantes locales.

Menor contacto al entregar paquetes

En el sector del transporte pesado está previsto que los conductores mantengan el uso de prendas de bioseguridad, de alcohol y gel antibacterial. También se fumigarán los vehículos en los puntos de salida y llegada, expresó Nelson Chávez, presidente de la Cámara Nacional de Transporte Pesado.

Otra medida es mantener las evaluaciones médicas permanentes de los conductores. En el servicio de entrega de paquetería se han realizado ajustes para reducir el contacto físico, expresó Edith Villavicencio, presidenta del Directorio de Asociación Ecuatoriana de Courier (Asemec).

Algunos courier evitan firmas y toman foto de quien recibe el paquete.

Suplementos digitales