Francia reabrirá las discotecas el 9 de julio sin ne…
Así funcionará el tránsito en Quito en la penúltima …
Israel permite la exportación desde Gaza por primera…
Policía de Nicaragua detiene a quinto aspirante pres…
Hasta el 31 de diciembre del 2021 se permitirá circu…
Detenido el expresidente de la Conaie Antonio Vargas…
¿Quiénes pueden vacunarse contra el covid-19 del 21 …
Pedro Sánchez anuncia que propondrá indultos a líder…

Seis puntos económicos se analizarán en la transición con el nuevo Gobierno

Guillermo Lasso el nuevo presidente electo de Ecuador. Foto cortesía

Guillermo Lasso el nuevo presidente electo de Ecuador. Foto cortesía

Guillermo Lasso ganó el domingo 11 de abril las elecciones en el país y se convirtió en el nuevo presidente electo de Ecuador. Él asumirá en mayo próximo. Foto cortesía

Ordenada y transparente. Son las dos consignas que ha dado el gobierno de Lenín Moreno para efectuar la transición con la nueva administración de Guillermo Lasso.

Así lo explicó ayer el ministro de Economía, Mauricio Pozo, quien descartó que esta vez existan sorpresas sobre la situación económica del país. “Yo he dicho las cosas como son, malas y buenas, y eso es lo que van a encontrar”, agregó.

Desde lo económico, el Gobierno entregará a Lasso informes diagnósticos en seis áreas: cuentas fiscales, independencia del Banco Central, financiamiento y tres borradores de reformas tributarias, laborales y de la seguridad social.

Pozo dijo que los objetivos de los proyectos de ley son señalar cómo está la situación actual y qué puntos requieren cambios. “Pero ya dependerá del nuevo Gobierno si sigue o no, o si hace ajustes a su plan o si toma otro rumbo”.

Por el lado de la administración pública, el ministro de Trabajo, Andrés Isch, y el secretario general de Gabinete de la Presidencia, Jorge Wated, serán quienes liderarán los equipos para esta transición.

Lasso, por su parte, encomendó esta tarea a Juan Carlos Holguín e Iván Correa. Ayer, 13 de abril, desde el equipo del Presidente electo se informó que se conformarán grupos especializados en economía, administración pública, régimen tributario y de pensiones, y abogados, quienes comenzarán el trabajo de empaparse de la realidad la próxima semana.

Respeto al primer punto, sobre las cuentas fiscales, el Ministerio de Economía compartirá los balances y otros documentos sobre el avance de la ejecución presupuestaria, el nivel de atrasos, cuáles son los compromisos, cómo están las metas macroeconómicas y el avance con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

De hecho el segundo punto, que es dotar de independencia al Banco Central a través de la ley de defensa de la dolarización, está vinculado al nivel de cumplimiento de los compromisos asumidos con el FMI y el plan de difusión.
Pozo no descarta que los equipos de Lasso participen en las reuniones con el FMI, previstas para finales de este mes, cuando se espera una visita técnica y un desembolso de USD 400 millones.

El tercer punto tiene que ver con el financiamiento. El Gobierno necesita recursos por USD 8 868 millones para completar su presupuesto en este año. Hasta el momento, la administración ha tenido acercamientos con el Banco Mundial, el BID y con la Corporación Financiera de Desarrollo de Estados Unidos (DFC, por su nombre inglés) para la entrega de hasta USD 3 500 millones, a un plazo de ocho años y al 2,48% de interés.

Augusto de la Torre, asesor económico del actual Gobierno, cree que en las próximas semanas los multilaterales mantendrán reuniones con los delegados de Lasso. “Es muy común, a los organismos les gusta poner al tanto de lo que se ha venido haciendo”.

Sobre la reforma tributaria, el cuarto punto, el enfoque del proyecto normativo es aumentar el nivel de recaudación. El FMI ha sugerido que sea vía aumento del IVA y eliminación de exenciones tributarias. El aumento de ingresos es un compromiso con el FMI.

Lasso ya dijo que no aumentará el IVA, pero buscará mejorar el control de la evasión fiscal de las empresas. El punto de consenso es el impuesto de salida de divisas, que tanto el Gobierno saliente como el entrante quieren eliminarlo.

El quinto punto es la reforma al sistema de pensiones del IESS. Patricia Borja, abogada en el área de la seguridad social, ha hecho un seguimiento del tema y dice que el nuevo Gobierno debe solucionar deficiencias del sistema, como el financiamiento del fondo de pensiones. “Ahora todos los asegurados están en un régimen de reparto que no es sostenible en el largo plazo”.

En la lista de temas que los equipos analizarán está la deuda que tiene el Estado por la atención de salud de los asegurados, que suma aproximadamente USD 4 000 millones, la deficiencia normativa y temas de gobernanza como la conformación del Consejo Directivo del IESS.

“La Ley de Seguridad Social está vigente desde el 2001 y tiene varias disposiciones inconstitucionales”.

Desde el Gobierno se conoció que los proyectos de reformas ya están casi listos, pues se ha trabajado en ello los dos últimos meses.

Además, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) ha colaborado con esta tarea, para lograr un traspaso ordenado de poder al nuevo Ejecutivo, el próximo 24 de mayo.