La industria forestal empieza su estrategia para mejorar la competitividad

Los productos de balsa es uno de los segmentos que posicionará en los mercados internacionales con el Clúster Forestal. Cortesía: Ministerio de Producción

La industria de la madera arrancó sus programas y actividades del Clúster Forestal para el mejoramiento productivo, como parte del Plan Nacional de Competitividad.

El ministro de Producción, Comercio Exterior, Inversiones y Pesca, Julio José Prado, hizo este lunes 23 de enero del 2023 el lanzamiento oficial del Clúster Forestal, una estrategia para alcanzar competitividad frente a los países de la región.

Este es uno de los 20 que se formaron para que el sector productivo se vuelva más competitivo en costos de producción, calidad, precios, valor agregado, sostenibilidad ambiental, inclusión de género, encadenamiento con las pymes, micros y artesanos, transformación digital y otros aspectos que demandan los mercados internacionales.

Cristian Riofrío, presidente Ejecutivo de la Asociación Ecuatoriana de Industriales de la Madera (AIMA), comentó que desarrollaron el Comité Público Privado, en conjunto con los ministerios de Agricultura y de Ambiente.

Los ejes de su propuesta son transformación digital e innovación, acceso a mercados, capacitación y fortalecimiento de capacidad, y la sostenibilidad.

La industria forestal es un sector que generó alrededor de USD 700 millones en el 2022, con cifras hasta noviembre. Ha habido crecimiento en el sector de tableros y muebles.

De los 20 clústeres se analizan cuáles están listos para pasar a la siguiente etapa, que es el financiamiento del sector público y la contraparte privada, explicó el Ministro.

El Estado compromete USD 80 000 para proyectos específicos de desarrollo de capacidades del clúster forestal.

El sector forestal va a empezar a generar innovación, encadenamiento y capacidad de exportación más fuerte a nivel de clúster y no de empresas aisladas.

“Ecuador tiene por primera vez en su historia un agenda nacional de clústeres que permite desarrollar encadenamientos productivos, que son parte del Plan Nacional de Competitividad”.

La inclusión de género y el ambiente

‘Quien no haga una inclusión de género bien hecha o se olvide de las pymes, micros y artesanos no será competitivo”, enfatizó el ministro Prado.

El medio ambiente es otro de los más importantes para ser competitivo. En el Foro Económico Mundial de Davos (Suiza), que se desarrolló del 16 al  20 de enero, todos los temas tienen que ver con el tema ambiental, contó Prado.

“Tenemos que aprovechar esa tendencia mundial. Su industria está mucho más presente a nivel internacional y que está haciendo una línea estratégica, que ninguna propuesta puede dejar de lado el ambiente, la sostenibilidad y cambio climático. No es una moda, no es pasajero; es esencial que sea parte de los proyectos, como una ventaja competitiva”. La transformación digital tiene que ser parte de todos los clústeres, porque también fue otro tema reiterativo en Davos.

El ministro Prado comentó que el secretario Ejecutivo de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), José Manuel Salazar-Xirinachs, propuso la implementación de políticas basadas en clústeres, como instrumento para fomentar colaboración, evolución industrial e innovación.

Prado indicó que la primera fase de los clústeres arrancará con cuatro. Además del forestal están el de oleaginosas, plástico y logística. En una segunda fase se integrarán seis más: lácteos, industria creativa, súper foods, textil y moda, tecnológica, y el cáñamo industrial y medicinal.

Hasta mediados de 2023 se espera tener 10 iniciativas clúster, con sus estrategias, acompañamiento y financiamiento público-privado.


Visita nuestros portales:

Sigue a EL COMERCIO en Google News CLIC AQUÍGoogle News


Suplementos digitales