25 de September de 2010 00:00

Así funcionan los Bonos del Estado

valore
Descrición
Indignado 12
Triste 1
Indiferente 2
Sorprendido 1
Contento 12
Redacción Negocios

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Antonio es el nombre de un funcionario público de 65 años, que medita actualmente si vender o no voluntariamente su renuncia.

La decisión del Gobierno, de que solo los funcionarios de 70 años en adelante reciban el total de su jubilación (alrededor de USD 36 000) en efectivo, le hace dudar sobre la conveniencia o no de aceptar dicha propuesta.

¿Por qué? Antonio recibiría la mitad de su indemnización en efectivo y la otra mitad en bonos del Estado. “No sé cómo funcionan y no sé si el rato del rato eso lo podré vender fácilmente. Es lo único que me hace pensar”.Según el consultor financiero, Juan Pablo Estrada, todo depende de cómo se reglamentará el proceso. “Si eso se lo deja al libre mercado, puede ser contraproducente, ya que cualquier persona podría ofrecerle comprar en la calle los bonos a un valor menor. Pero si se lo hace por las bolsas de valores, eso podría garantizar una seguridad para los tenedores”.

Al respecto, el ministro de Finanzas Patricio Rivera aseguró que se lo hará a través del mercado de valores. “Aún no definimos las condiciones de los bonos. Pero seguramente serán superiores a un año plazo y su interés será mayor a la tasa pasiva bancaria, para que los tenedores tengan ganancia con la venta de sus renuncias”.

Las características que tienen los bonos le orientarán en la mejor decisión para sus inversiones

Por el plazo, los bonos se clasifican en dos tipos: los de corto plazo, que normalmente son pagaderos en menos de un año y, los de mediano y largo plazos, que se cancelan en un período mayor a 12 meses.

Por el tipo de negociación, los bonos se clasifican en dos: bonos de renta fija, que son los que se negocian a una tasa de interés igual en cada pago y los de renta variable, que cancelan los valores según la tasa a la que el mercado negocie ese día.

Por el lugar donde se emiten los bonos se dividen en dos tipos: los bonos de deuda externa y los bonos de deuda interna.

Por la fecha de vencimiento, los bonos son de varias formas, dependiendo de la manera en que el Estado decida lanzarlos al mercado. Hay de pagos mensuales, semestrales y anuales.

A la hora de invertir debe saber cuál es su objetivo. Si lo que necesita es liquidez inmediata, deberá fijarse en el plazo del bono. Pero, si lo que quiere es ganar más, deberá fijarse en la tasa de interés. Recuerde que a mayor plazo, mayor rentabilidad. Es decir, los bonos de más años, pagarán mayor tasa.

La tasa de interés definirá lo que usted ganará cada mes, cada seis meses o cada año (según el bono). Y se lo calcula respecto al monto de su bono. Es decir, si su bono es de USD 1 000 y le pagan una tasa del 1% mensual en un año , recibirá por 12 meses el valor correspondiente a USD 10.

Al final de la vigencia del bono usted recibirá el monto total del bono. Es decir, que si su bono es de USD 1 000, al final del período al que fue emitido el papel usted recibirá ese valor.

Dependiendo del tipo de bono, cierta cantidad le puede ser entregada a la mitad del plazo y la otra mitad al final, o todo al final. Es indispensable que usted lea las condiciones.

Pero si lo que quiere es disponer inmediatamente del valor del bono, puede negociarlo en el mercado bursátil, a través de su casa de valores, sin importar el plazo en el que vence. No obstante, es posible que, por la brevedad, se lo negocie a un valor menor.

Tenga en cuenta que las casas de valores le cobrarán una comisión por el servicio que le ofrecen. Esta dependerá de las tasas que la autoridad fije para esos días. También la Bolsa de Valores cobra una tasa. Eso se debitará del valor de su bono.

Los bonos que se negocian actualmente

El mercado es el que define el valor de los bonos. Y su cotización puede ser consultada en la casa de valores que elija el cliente o en la Bolsa de Valores.

Actualmente, en las bolsas de valores una persona, a través de su casa de valores, puede comprar bonos públicos o privados, desde un valor de USD 4.

Los bonos de deuda interna que hay en el mercado corresponden a los de 10 y 12 años que recientemente fueron emitidos por el Estado. Los primeros pagan una tasa de interés del 6,5% y los segundos del 7% semestral.

También existen los bonos de corto plazo que el Gobierno emitió en mayo de este año. Son a un año plazo y pagan una tasa de 4% cada seis meses.

En cuanto a los bonos de deuda externa, el país mantiene los bonos Global 15 y los Global 12 y 30, estos últimos en un pequeño porcentaje, tras la recompra realizada el año pasado.

El Gobierno plantea pagar las jubilaciones de los funcionarios públicos menores de 70 años con bonos. Y, por otro lado, busca que los bancos utilicen hasta el 75% de su encaje (dinero efectivo en el Banco Central) en la compra de estos papeles.

En diciembre se vencerán USD 212,4 millones de un bono que el Estado emitió en 1999 para capitalizar la Corporación Financiera Nacional (CFN).

El 15 de octubre próximo se vencerá el primer tramo, de cuatro, del bono de USD 700 millones que se emitió en el 2006 para amortizar la deuda pública.

El primer desembolso, de tres, de un bono por USD 480 millones emitido el 2007 se vencerá. El Gobierno lanzó este bono para financiar un proyecto de inversión de deuda pública.

Más

Un bono es un compromiso de pago. Es un documento mediante el cual se dice: “Yo (el Estado) me obligo a pagarle a Ud. (una persona) a esta tasa de interés, a este plazo, etc.”.

Normalmente, un bono es un papel físico. Hasta hace pocos años, esta era la presentación más generalizada y por eso también se los llama como “papeles”. Pero últimamente se tiende a desmaterializarlos, es decir, son virtuales, existen solo en una computadora.

Si a usted le entregan un bono en papel, se le adjuntarán los denominados cupones, que son pequeños desprendibles, que contienen la fecha en la que deberá cobrar su dinero y el monto que le corresponde.

Si su bono es desmaterializado, toda la transacción se la hace igual que una transferencia bancaria cualquiera. Es decir, en el momento que le toque recibir el valor de su cupón, el Estado le acreditará directamente en su cuenta bancaria.

Sin embargo, usted no puede realizar las transacciones directamente en el mercado de valores, sino que deberá contratar los servicios de una casa de valores. Son ellas las que hacen las transacciones y le depositan en su cuenta.

Actualmente hay 27 casas de valores legalizas para operar en el país. La lista la puede encontrar en las páginas electrónicas de las bolsas de valores de Quito y de Guayaquil.

Como usted es el dueño del bono, podrá condicionar a la casa de valores que negocie sus papeles según sus exigencias. Asimismo, estas casas le recomendarán lo mejor para usted.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (59)
No (1)