Un concierto de guitarras se desarrolló en Quito
Más de 700 detenidos en protestas en Irán por la mue…
Bloque de búsqueda intensifica acciones para hallar …
La Casa Real británica publica la primera foto de la…
Madre de María Belén Bernal será recibida en el Plen…
Fundación limpia las playas para proteger a las tort…
Se incautan de 391 kilos de cocaína en lubricadora e…
Centro de Erradicación del Trabajo Infantil se inaug…

Empleo juvenil en el mundo, el más afectado por efectos del covid-19

En los países de bajos ingresos, se prevé que las tasas de desempleo juvenil se mantengan más de un punto porcentual por encima de los valores anteriores a la crisis. Foto: archivo / El Comercio

73 millones de jóvenes no podrán encontrar trabajo en todo el mundo este 2022, seis millones más que antes de la aparición del covid-19, señaló la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

En el informe: 'Tendencias mundiales del empleo juvenil 2022: invertir en la transformación del futuro de los jóvenes' - presentado el jueves 11 de agosto del 2022- se señala que, desde que se declaró la emergencia sanitaria a inicios de 2020, la pandemia ha traído muchos problemas adicionales para los jóvenes de 15 a 24 años que han experimentado pérdidas de empleo "mucho más altas" que los trabajadores de más edad.

"Sabemos que la pandemia del covid-19 ha causado estragos en los mercados laborales para jóvenes en todo el mundo", dijo Martha Newton, directora general adjunta de Políticas de la OIT.

Un aumento del 23% en el desempleo

“La pandemia expone una serie de deficiencias en la forma en que se abordan las necesidades de los jóvenes, especialmente para los más vulnerables, los que buscan trabajo por primera vez, los que abandonan la escuela, los recién graduados con poca experiencia y aquellos que permanecen inactivos porque no tuvieron elección”, señaló Newton.

Además, dijo que la proporción de jóvenes sin empleo, educación o formación en 2020 aumentó al 23,3%.
Eso representa un aumento del 1,5% desde 2019, según el informe de la OIT y representa un nivel de desempleo que no se había visto en al menos 15 años.

“Este grupo de jóvenes corre un riesgo especial de que sus oportunidades y resultados en el mercado laboral se deterioren también a largo plazo, a medida que se afianzan los efectos de ‘cicatrización’ (del covid-19)” señaló.

Desigualdad de género

Las conclusiones del informe incluyen el preocupante hallazgo de que las mujeres jóvenes se enfrentan a una peor situación que los hombres jóvenes cuando se trata de encontrar un trabajo. Este año, se espera que menos de tres de cada 10 mujeres jóvenes en todo el mundo trabajen, en comparación con más de cuatro de cada 10 hombres jóvenes.

"La brecha de género, que ha mostrado pocas señales de reducción en las últimas dos décadas, es mayor en los países de renta media-baja, con un 17,3%, y menor en los países de renta alta, con un 2,3%", señala el informe de la OIT.

Solo los países de ingresos altos caminan hacia la recuperación

Los últimos datos laborales examinados por la OIT indicaron que solo las regiones de altos ingresos verán probablemente para fines de año una recuperación en los niveles de desempleo juvenil, aproximándose "hacia los niveles de 2019".

En los países de bajos ingresos, se prevé que las tasas de desempleo juvenil se mantengan más de un punto porcentual por encima de los valores anteriores a la crisis.

En América Latina es probable que el panorama continue siendo preocupante, ya que se espera que la tasa aumente y llegue al 20,5%. “Históricamente, las tasas de desempleo de las mujeres jóvenes han sido más altas que las de los hombres jóvenes (en la región), pero la crisis exacerbó esta tendencia”, señala el informe de la OIT.

Las soluciones son verdes y azules

Para hacer frente a este problema, la agencia de la ONU instó a los gobiernos a aplicar medidas de política verde y azul (referidas a las que se relacionan con la creación de empleos ecológicos en tierra y en el mar) sostenibles. Según el informe, esto podría generar 8,4 millones de empleos adicionales para los jóvenes de aquí a 2030.

Las inversiones específicas en tecnologías digitales también podrían absorber un gran número de trabajadores jóvenes, sostuvo la OIT.

Si se logra la cobertura universal de la banda ancha para 2030, podrían crearse unos 24 millones de nuevos empleos en todo el mundo, de los cuales 6,4 millones corresponden a trabajadores jóvenes.