Baja exportación de hortalizas frenó el crecimiento …
La atención al adulto mayor implica un alto costo
1 de cada 10 habitantes de calle en Quito adolece de…
Los fuertes oleajes causaron 30 emergencias en Ecuador
Inversión pública de Ecuador en enero de 2023 fue la…
Resultados de elecciones 2023, ¿cuándo se conocerán?
Acoso sexual en redes acecha a los jóvenes en Ecuador
Fuertes incendios en Chile provocan al menos 12 muertos

Ecuagran, deudor del Isspol, presentó un nuevo recurso, al amparo de la Ley Humanitaria, para llegar a acuerdos con sus acreedores

Entre los acreedores de Ecuagran está el Banco del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (Biess). Foto: Archivo / EL COMERCIO

Entre los acreedores de Ecuagran está el Banco del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (Biess). Foto: Archivo / EL COMERCIO

Entre los acreedores de Ecuagran está el Banco del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (Biess). Foto: Archivo / EL COMERCIO

La empresa Ecuagran planteó un nuevo recurso para evitar que la firma, que tiene deudas vencidas en el mercado de valores, vaya a liquidación, informó este viernes 6 de noviembre del 2020 el procurador jurídico de esta firma, Luis Cabezas-Klaere.

El procurador explicó que el pasado 29 de octubre del 2020 se presentó una solicitud de acuerdo preconcursal, al amparo de la Ley de Apoyo Humanitario. Ahora, esperan que los acreedores respondan a su propuesta.

Según Cabezas-Klaere, la empresa presentó este nuevo recurso luego de que la Superintendencia de Compañías negó la solicitud de concordato que planteó Ecuagran el pasado 25 de septiembre del 2020.

El acuerdo preconcursal es un recurso que contempla la Ley de Apoyo Humanitario y plantea que por mutuo acuerdo los deudores podrán suscribir con sus acreedores acuerdos de carácter excepcional mediante los cuales se puedan establecer condiciones, plazos y la reducción, capitalización o reestructuración de las obligaciones pendientes de cualquier naturaleza.

El procurador detalló que la empresa hizo inicialmente el pedido de concordato a la Superitendencia porque todavía no se había emitido el reglamento de la Ley de Apoyo Humanitario.

Este nuevo recurso presentado en octubre busca en esencia lo mismo que buscaba el concordato negado, dijo el procurador; esto es, que una parte de las deudas vencidas que mantiene la empresa en el mercado de valores sea saldada a través de una capitalización; así, los acreedores de la compañía pasarían a ser dueños de una parte del negocio de Ecuagran.

El recurso amparado en la Ley de Apoyo Humanitario no requiere de la aprobación de la Superintendencia, añadió Cabezas-Klaere. Se requiere que el 51% de acreedores esté de acuerdo en ir al proceso. La empresa espera que el proceso se realice a través del Centro de Arbitraje y Conciliación de la Cámara de Comercio de Guayaquil.

Entre los acreedores de Ecuagran está el Banco del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (Biess).

Según la Bolsa de Valores de Quito, hasta agosto esta firma tenía una de deuda vencida de USD 291 562,51 entre cupones de capital e interés de sus obligaciones a largo plazo en el mercado.