Clases presenciales suspendidas en 193 cantones por …
El repunte de casos de covid-19 incrementa el riesgo…
El trámite de las amnistías es prioridad para la Asamblea
Ministro de Energía: ‘Cuando estuvo cerrado el catas…
La Tricolor está a 4 puntos del Mundial
Tanatólogos conviven con la muerte y el dolor de la gente
Erupción del volcán de Tonga, una de las más potente…
Un suicidio conmociona Turquía y genera el debate so…

Seis claves para entender una emisión de bonos estatales en el mercado internacional

A pesar de que el Gobierno tomó medidas como el pago puntual de los Bonos Global, el riesgo país aumenta. Foto:

A pesar de que el Gobierno tomó medidas como el pago puntual de los Bonos Global, el riesgo país aumenta. Foto:

El Ministerio de Finanzas emitió bonos de deuda soberada de USD 1000 millones, en el mercado internacional de valores. Foto: Archivo

El Gobierno ecuatoriano anunció el lunes 25 de julio del 2016 la emisión de bonos soberanos por USD 1 000 millones, que fueron transados en el mercado internacional de capitales.
La tasa de interés (cupón) es del 10,75% y el plazo de vencimiento es marzo del 2022.

El Régimen anunció que esos recursos se destinarán para financiar el Plan Anual de Inversiones del Presupuesto General del Estado.

Es la cuarta colocación de bonos en el mercado internacional que realizó el Gobierno de Rafael Correa. En el 2014, el país emitió USD 2 000 millones a una tasa de interés del 7,95% y a 10 años plazo.

Al año siguiente, en el 2015, hubo dos emisiones. Cada una fue por USD 750 millones y a cinco años plazo. Lo que cambió fue la tasa, la primera se fijó en el 10,5% y la segunda en el 8,50%.
El exministro de Finanzas, Fausto Ortiz, explica algunas claves para entender una emisión de bonos.

La necesidad de financiamiento

Hay que entender que se recurre a esta alternativa porque los gastos del Presupuesto General del Estado son mayores a los ingresos y, por ende, existe un déficit fiscal. El Gobierno también puede recurrir a financiamiento de los multilaterales, de otros países o deuda interna. Ortiz dice que en el caso ecuatoriano existen opciones que están agotadas, por eso recurren a los bonos.

El destino de los recursos

El Gobierno anunció que los USD 1 000 millones se destinarán al Presupuesto General del Estado. Hay ocasiones, agrega Ortiz, que esos recursos se pueden orientar a una restructuración o pago de una deuda anterior.

El plazo

Los plazos de las últimas emisiones se consiguieron a plazos relativamente cortos. Según Ortiz, hay países de la región que acceden a plazos de 15 años o más. “En el año 2000 cuando el Ecuador hizo la reestructuración de la deuda colocó papeles al 2012 o al 2030, que son plazos más normales”.

La tasa de interés

El 10,75% es una tasa relativamente alta, según Ortiz. El costo depende del riesgo país, que al 25 de julio del 2016 era de 856 puntos para el Ecuador. Ese nivel de riesgo explica que hoy el país tenga una tasa de colocación de 10,75%. Hay países vecinos que tienen 150 puntos y las tasas son del 3% o el 4%. Por lo general, el pago de intereses se realiza cada semestre.

El monto

Ortiz dice que de acuerdo con información de agencias internacionales hubo una demanda por USD 2 000 millones en la última colocación. “Cuando uno anuncia que colocará USD
1 000 millones, los interesados dicen que estarían dispuestos a comprar hasta un determinado monto, que podría ser los USD
2 000 millones, pero los primeros 1 000 millones a una tasa y la diferencia a un interés superior”.

La negociación

El comprador de un bono puede venderlo el momento que desee sin llegar al final del plazo. La decisión depende del índice de Riesgo País, que determinará si alcanza un mejor valor o recibe un castigo por estos papeles.

Suplementos digitales