Ciudadanos reportan explosión en San Bartolo, sur de Quito
López Obrador dice que los videojuegos promueven la …
Alerta por erupción explosiva del volcán Aso en Japón
Rejilla del Metro se descompuso en sector La Alameda
Sospechoso de asesinato a mujer fue capturado en Quito
Terceras dosis a personal sanitario se aplicarán en …
Marchas causan cierre de vías hacia el Centro de Quito
Pachakutik y Conaie difieren sobre focalización de p…

BIESS intervino en Fondo de Cesantía del Magisterio de Cuenca

Con resguardo policial y ante la presencia de un grupo de maestros, el personal del BIESS sacó del edificio muebles, archivos y cartones con documentos, que estaban identificados con el sello del Fondo de Cesantía. Foto: Xavier Caivinagua/ EL COMERCIO.

Con resguardo policial y ante la presencia de un grupo de maestros, el personal del BIESS sacó del edificio muebles, archivos y cartones con documentos, que estaban identificados con el sello del Fondo de Cesantía. Foto: Xavier Caivinagua/ EL COMERCIO.

Con resguardo policial y ante la presencia de un grupo de maestros, el personal del BIESS sacó del edificio muebles, archivos y cartones. Foto: Xavier Caivinagua/ EL COMERCIO.

Cerca de las 06:00 del lunes 18 de mayo de 2015, el personal del Banco del IESS del Azuay ingresó a las oficinas del Fondo de Cesantía del Magisterio de esa provincia, en el sur del Ecuador, para continuar con el cambio de administración.

Los dirigentes de la Unión Nacional de Educadores, núcleo del Azuay, se enteraron del ingreso del personal porque la alarma del edificio sonó y alertó a los propietarios, según el presidente del gremio, Bolívar Izquierdo. Por eso calificó a esta acción como autoritaria.

Durante la mañana de este lunes, con resguardo policial y ante la presencia de un grupo de maestros, el personal del BIESS sacó del edificio muebles, archivos y cartones con documentos, que estaban identificados con el sello del Fondo de Cesantía.

El viernes 15 de mayo de 2015, los directivos del BIESS dejaron bajo la puerta del edificio la notificación del cambio de administración de los fondos, debido a que el lugar estaba cerrado. Desde ese día, las oficinas están cerradas.

El vicepresidente del Fondo de Cesantía del Azuay, Fernando Pesántez, lamentó que el cambio de administración se cumpla de esa forma. A su criterio, era necesaria la presencia de un directivo anterior para entregar los documentos y constatar el proceso, pero no les permitieron el ingreso.

Las autoridades del BIESS evitaron pronunciarse, pues las labores continúan. Hay un administrador temporal mientras se designa al titular. En las oficinas del Fondo de Cesantía trabajan dos personas, los demás son maestros.

Suplementos digitales