Armados asesinan a policía en su auto, en Guayaquil
Concierto de Anuel AA, serenata al Presidente y más …
Asamblea Nacional reitera que no reconocerá resoluci…
Policía libera a ciudadano chileno que fue secuestra…
Cierran un carril de autopista Rumiñahui por siniest…
El Vaticano inaugura su belenes y enciende su árbol …
Marino que utilizaba vehículo de la Armada para tran…
La ‘Carita de Dios’ lucirá limpia y bonita en sus fiestas

El Tribunal Supremo de EE.UU. decidirá el futuro de los ‘soñadores’

Este 5 de marzo del 2018 se cumple el plazo del presidente estadounidense Donald Trump para cerrar la Acción Diferida (DACA), que favorece a los jóvenes indocumentados en EE.UU. Foto: AFP

Este 5 de marzo del 2018 se cumple el plazo del presidente estadounidense Donald Trump para cerrar la Acción Diferida (DACA), que favorece a los jóvenes indocumentados en EE.UU. Foto: AFP

El Tribunal Supremo de EE.UU. decidirá el futuro de los 'soñadores' en su próximo periodo de sesiones, a partir de octubre del 2019. Foto: Archivo / AFP

El Tribunal Supremo de EE.UU. decidirá el futuro de los 'soñadores', es decir, los cerca de 700 000 jóvenes indocumentados amparados por el programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA), al haber aceptado examinar su caso en su próximo periodo de sesiones, a partir de octubre.

La corte anunció este viernes, 28 de junio del 2019, que revisará la decisión del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de terminar con este amparo creado durante el mandato de su predecesor, Barack Obama (2009-2017), y que protege a inmigrantes indocumentados que llegaron a Estados Unidos cuando eran menores.

El fallo del tribunal podría conocerse a finales de junio de 2020, en medio de la campaña electoral para los comicios generales de noviembre de ese año.
Los jueces del Supremo ordenaron que tres casos relacionados con el DACA que llegaron al tribunal se unifiquen en uno solo.

Trump decidió eliminar en septiembre de 2017 el DACA, pero cuatro meses después un juez federal de California ordenó que se mantuviera y que el Servicio de Ciudadanía e Inmigración (USCIS, en inglés) continuara aceptando renovaciones.

Al de California le siguieron otros dos magistrados federales, lo que llevó a la Administración a pedir la intervención de la máxima instancia judicial, casi al mismo tiempo que una corte federal de apelaciones respaldaba el bloqueo a la eliminación del programa.

Trump dio entonces hasta el 5 de marzo del año siguiente para que el Congreso encontrara una solución a esta situación de desamparo legal, una fecha límite que fue noqueada por decisiones de cortes menores.

El pasado 3 de junio, el Supremo rechazó valorar la intención de Trump de eliminar el DACA, aunque esa orden no ha impedido que los jueces hayan admitido ahora a trámite esta cuestión.

Para acceder al programa, los jóvenes, en su mayoría originarios de México, El Salvador, Guatemala y Honduras, tuvieron que probar que habían llegado a EE.UU. antes de los 16 años, que no tenían antecedentes penales y que cursaban estudios de educación secundaria o en la universidad.

Los inscritos en DACA pudieron frenar su deportación, obtener permiso de trabajo y en muchos estados una licencia de conducir, unos beneficios que debían de ser renovados cada dos años.