Rescalvo y Paiva, el lado desconocido de los DT
Violencia en Guayas obliga a migrar a la gente a otr…
Ecuador ha perdido USD 424 millones en el sector agr…
Serenata quiteña en la agenda de Fiestas para el 5 d…
Río cancela fiesta de fin de año tras primeros casos…
Chile confirma su primer caso de variante Ómicron
Salario de profesores en Venezuela llega a USD 11
Decisión judicial avala a comerciantes informales en…

Fiestas con vino, langosta, baño turco…los privilegios de ‘El Chapo’ Guzmán en la cárcel

En medio de un fuerte dispositivo de seguridad, Joaquín 'El Chapo' Guzmán fue trasladado a la cárcel de Ciudad Juárez, cerca a la frontera entre México y Estados Unidos. Foto: EFE

En medio de un fuerte dispositivo de seguridad, Joaquín 'El Chapo' Guzmán fue trasladado a la cárcel de Ciudad Juárez, cerca a la frontera entre México y Estados Unidos. Foto: EFE

El que fue el líder del cartel de Sinaloa, Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán, fue capturado, extraditado y cumple una sentencia de cadena perpetua en una cárcel de Estados Unidos. Foto: EFE

Joaquín ‘El Chapo‘ Guzmán Loera se escapó del Centro Federal de Readaptación Social de Puente Grande, en Jalisco, en 2001. En esta prisión el líder del cartel de Sinaloa tenía lujos como: un baño turco y fiestas con vino y langosta.

‘El Chapo‘, que actualmente está detenido en Estados Unidos y afronta una pena de cadena perpetua, contaba con lujos que otros presos no tenían cuando estaba recluido en su natal México.

Esto lo reveló el periodista británico Malcolm Beith en su libro ‘El último narco’. En el texto, se narra que ‘El Chapo’ organizaba fiestas a las que acudían empleadas de la cárcel y detenidas. Además, amplió que desde adentro manejaba una nómina solo de los trabajadores de la prisión, según se documentó.

Dentro de las celebraciones los asistentes podían comer langosta y además había vino. Otro de los detalles que reveló fue que durante una celebración de Navidad el capo llevo una camión con 500 litros de vino

Los lujos que tenía Guzmán también se evidenciaron en una declaración que hizo el narcotraficante al abogado José Antonio Ortega Sánchez. CNN tuvo acceso al testimonio del letrado, en donde narró lo que le había contestado el capo mexicano para justificar su retraso a una reunión con el legista.

“Mire, tenía mi visita conyugal hoy. Luego fui al baño turco y luego tenía que tomar una siesta para poder saludarlo como usted se merece”, le había respondido ‘El Chapo’ a Ortega Sánchez.

En prisión, el líder del cartel de Sinaloa tenía un trato diferenciado, por ejemplo, no utilizaba esposas, contaba con un teléfono personal, pedía comida externa a la prisión; celebraba fiestas con alcohol, música y comida; y se le permitía trasladarse por las inmediaciones de la cárcel.

Los lujos de Guzmán terminaron en 2017. En ese año el narcotraficante fue extraditado a los Estados Unidos, en donde fue procesado y fue sentenciado a  cadena perpetua. Además, debe cumplir 30 años de prisión. 

Suplementos digitales