En febrero se inicia el feriado de Carnaval, uno de …
Más sitios de vacunación contra covid-19 se habilita…
Tres heridos por desplome de casa en Mapasingue, en …
Gobierno brindará asesoría legal al policía Santiago Olmedo
Incidentes por relleno sanitario El Inga
Guayaquil incorpora 580 nuevos policías al patrullaj…
Municipio de Guayaquil clausura otros tres colegios …
FMI reduce proyección de crecimiento de América Lati…

No se registran personas fallecidas tras sismo de 7.1 grados en México, según presidente López Obrador

Turistas permanecen a las afueras de la zona hotelera debido al sismo de 7.1 grados. Foto: EFE

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, utilizó su cuenta de Twitter para informar sobre la situación que se vive en el país tras el sismo de 7.1 grados que se registró la noche de este 7 de septiembre del 2021.

En una corta intervención, López Obrador dijo que en Acapulco, en el estado de Guerrero, donde fue el epicentro, “afortunadamente” no hubo daños mayores. En otros estados como Morelios, Oaxaca, Puebla y Cuidad de México tampoco se registraron mayores afectaciones, aseguró. “No hay hasta ahora ninguna información sobre pérdidas de vidas humanas”, agregó el Primer Mandatario.

De su parte, la Alcaldesa de Acapulco afirmó que existen pequeños daños en hoteles.

Autoridades de protección civil de Guerrero explicaron que el sismo provocó desprendimientos de rocas y deslizamientos de tierra en algunas carreteras, así como algunas fugas de gas.

En tanto, la alcaldesa de Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, indicó en su cuenta de Twitter que no hubo informes inmediatos de daños graves en la capital y que se habían hecho varios sobrevuelos. Solo había fallas del servicio eléctrico en algunas áreas.

Cientos de personas salieron a las calles capitalinas a pesar de la copiosa lluvia. Algunas estaban con crisis nerviosas al recordar los sismos de septiembre del 2017, que cobraron la vida de decenas de personas y causaron graves daños en Ciudad de México y varios estados del suroeste.

“Esto es horrible, cada vez que suena la alerta sísmica y viene un terremoto uno piensa que se puede morir”, dijo María Peña en la colonia Polanco, quien vestía pijama y tenía en brazos a un nieto. Ella también vivió un devastador sismo acaecido en 1985.

Suplementos digitales