Karla Kanora explora con la cumbia y la marimba
Suspenden temporalmente las corridas de toros en la …
Cuatro personas pierden la vida en un siniestro de t…
Sismo en Cuenca la noche de este viernes 27 de mayo
¿Quién es ‘Leandro’, presunto ‘nar…
La ONU espera elecciones colombianas libre de violencia
Tres personas, incluido un militar, son procesadas p…
Estas son las organizaciones políticas que quieren i…

Papa saludó a familia boliviano-ecuatoriana que perdió a sus dos hijas

El Papa saludó a la pareja y expresó su cercanía, ante la pérdida de sus hijas en un siniestro de tránsito. Foto: EFE

El papa Francisco saludó este miércoles 19 de enero del 2022 al final de la audiencia al matrimonio Flores Chévez, padre boliviano y madre ecuatoriana, que desde hace 30 años viven en Italia, para darles el pésame y expresar su cercanía tras la muerte de sus dos hijas, Antonella y Lorena. Las jóvenes fallecieron en un terrible siniestro de tránsito.

Fue el mismo padre, Luis Flores, periodista en Italia, quien publicó la noticia en la página web que creó para informar a los inmigrantes latinoamericanos en Italia, después del trágico siniestro: “La familia Flores-Chevez está de luto, Antonella y Lorena Flores Chévez han dejado trágicamente de existir. Que en paz descansen… mis divinas hijas”.

Justo este miércoles se cumplió un mes del siniestro y tanto Luis Flores como su esposa, María Chévez, pudieron acudir a la audiencia para contárselo al Papa, quien se “emocionó” por la tragedia y bendijo algunos de los objetos y fotos que les llevaron, explicó el matrimonio.

El siniestro conmocionó a la comunidad latinoamericana en Roma, pues son una familia conocida debido a la actividad del padre, que es también presidente de la Asociación Sentir Latino, y que lleva 28 años viviendo en el barrio de Centocelle.

Antonella, de 23 años y la mayor de las dos hermanas, se graduó en julio de este año y se doctoró en economía empresarial en la Universidad La Sapienza, mientras que Lorena, de 19 años, acababa de ingresar en la Facultad de Ciencias Económicas.

“Con su desaparición es como si hubiera perdido mis brazos y piernas, pero tengo que ser fuerte, por mi esposa y por toda nuestra comunidad. Una tragedia no solo para mi familia, sino para todo el barrio y toda la gente de América del Sur que viven en este país”, afirmó el padre a los medios tras el siniestro.