Israel derriba la vivienda familiar de un palestino acusado de matar a colono

Israel suele demoler las casas de familias de palestinos acusados de cometer atentados mortales, una política denunciada como "castigo colectivo". Foto: EFE

Las fuerzas de Israel derribaron en la ciudad cisjordana de Hebrón la vivienda familiar de un palestino acusado de matar en pasado octubre a un colono israelí en un asentamiento aledaño, y luego saquearon varias casas de palestinos en Jerusalén Este ocupado, informaron este 16 de febrero del 2023 fuentes oficiales.

"El 29 de octubre de 2022, el terrorista Mahmmud Jabari llevó a cabo un ataque con disparos" que acabó con la vida de un hombre israelí, mientras que "numerosos civiles resultaron heridos" en las cercanías de la colonia judía de Kiriat Arba, al lado de Hebrón, indicó un portavoz del Ejército en un comunicado.

En respuesta a ello, "el Ejército y la Policía de Fronteras demolieron su residencia" la noche del 15 de febrero en la misma urbe, añadió la misma fuente, al explicar que la demolición se realizó después de que el Tribunal Supremo israelí rechazara una apelación presentada por la familia para evitarlo.

Israel suele demoler las casas de familias de palestinos acusados de cometer atentados mortales, una política denunciada como "castigo colectivo" por grupos de derechos humanos que el Estado judío aplica desde hace años en territorio palestino ocupado.

Por su parte, los cuerpos de seguridad israelíes lo justifican como elemento de disuasión para prevenir más ataques, mientras que la actual coalición gubernamental, liderada por Benjamin Netanyahu junto a sus socios de extrema derecha, se ha comprometido a agilizar estas acciones de forma aún más expeditiva.

Saqueos y allanamientos

Este jueves, fuerzas israelíes allanaron y saquearon las casas en Jerusalén Este ocupado de varios palestinos que han estado o están presos en Israel, "apoderándose de grandes sumas de dinero y bienes privados, incluidas joyas" y autos, indicó la agencia oficial de noticias palestina, WAFA, que asegura que unos 80 palestinos podrían ser objeto de estas medidas.

Esto sucede en medio de una fuerte escalada de violencia en el marco del conflicto palestino-israelí, que ya dejó a 48 palestinos muertos y 11 del lado israelí en lo que va de 2023.

Los fallecidos -parte de ellos civiles- se produjeron en gran medida tras redadas militares israelíes en localidades palestinas que derivan en enfrentamientos con grupos armados locales, así como en ataques mortales cometidos por palestinos contra israelíes.

En 1967, Israel tomó el control sobre Cisjordania y Jerusalén Este, y desde entonces mantiene una ocupación sobre estos territorios considerada entre las más largas en la historia reciente.

Más noticias:

      
      
Visita nuestros portales:
             
      
                  

Sigue a EL COMERCIO en Google News CLIC AQUÍGoogle News

            
      

Suplementos digitales