Corte Electoral pide investigar a Jair Bolsonaro por…
Hallan variante de coronavirus propia de Uruguay pre…
Queja contra asambleísta Rosa Cerda fue calificada p…
Neisi Dajomes removió estereotipos sobre lo que pued…
Variante Delta se propaga en el sur de EE.UU. y líde…
Sector turístico de Chile pide al Gobierno que permi…
TCE pedirá al Concejo de Quito fechas sobre el cumpl…
España representa la mayor parte de los casos import…

Investigan en Australia casos de inserción de agujas en fresas

Las autoridades australianas investigan casos de agujas insertadas en unas fresas comercializadas en el país. Foto: EFE.

Las autoridades australianas investigan casos de agujas insertadas en unas fresas comercializadas en el país. Foto: EFE.

Las autoridades australianas investigan casos de agujas insertadas en unas fresas comercializadas en el país. Foto: EFE.

El gobierno del estado australiano de Queensland anunció el lunes 17 de septiembre del 2018 una ayuda financiera para promover la calidad de sus fresas tras un acto de sabotaje por desconocidos que insertaron agujas de coser dentro de estas frutas.

“Mi gobierno dará un millón de dólares australianos, USD 718 975 o 614 642 euros, para ayudar a los cultivadores de fresas y a la industria a mantenerse en pie”, dijo la jefe del gobierno de Queensland, Annastacia Palaszczuk, en su cuenta Twitter.

Este dinero se suma a los 100 000 AUD, de recompensa que ofreció este fin de semana el gobierno estatal a cambio de la información que ayude a detener a la persona o personas detrás del sabotaje.

“El sabotaje contra la industria de las fresas no solo apunta a los cultivadores y empleados que trabajan sin descanso, sino que también afecta a los hogares y las meriendas escolares”, dijo Palaszczuk en el Parlamento estatal.

Los agricultores de fresas producen alrededor de 60 millones de canastillas de esta fruta cada año, lo que genera unos 160 millones de dolares.

Las agujas fueron detectadas el 13 de septiembre pasado en una canastilla que se vendió en Queenland y progresivamente se denunciaron otros casos en casi todo el país, lo que ha motivado a las autoridades a pedir a los consumidores a cortarlas en trozos pequeños.

La víspera, el ministro australiano de Salud, Greg Hunt, ordenó una investigación del caso, mientras que en Nueva Zelanda se anunció esta semana la retirada de la venta de estos productos australianos en el país como medida preventiva.

El vicepresidente de la Asociación de Cultivadores de Fresas de Queensland, Adrian Schultz, denunció que este acto de “terrorismo comercial” ha afectado fuertemente a su industria, según la agencia local AAP.

Las autoridades también sospechan que varias personas, algunas con presuntos problemas mentales, han intentado copiar este acto de sabotaje insertando agujas en fresas, plátanos o manzanas.