Podcast: Entérese con EL COMERCIO, 19 de junio del 2021
Pichincha superó a Guayas en muertes por covid-19 en el 2020
Ministro de Trabajo: ‘Retorno a la oficina dependerá…
Juanes: ‘En la música no hay barreras’
Alimentos que ayudan a la oxidación de grasa
El Consejo de Participación Ciudadana retoma los con…
Una familia unida espera la recuperación de policía …
El patrimonio de Quito ya tiene 115 guardianes

Interpol rescata a 500 víctimas de la trata de personas; operativo arroja 195 detenciones

La inteligencia española contribuyó a la operación con de la detención de dos contrabandistas de migrantes que operaban en el país norteafricano. Foto: Captura de pantalla

La inteligencia española contribuyó a la operación con de la detención de dos contrabandistas de migrantes que operaban en el país norteafricano. Foto: Captura de pantalla

La inteligencia española contribuyó a la operación con de la detención de dos contrabandistas de migrantes que operaban en el país norteafricano. Foto: Captura de pantalla

Una operación coordinada por Interpol liberó a 500 víctimas de contrabando de personas y realizó 195 detenciones en 24 países de África y Europa, anunció la agencia policial internacional en un comunicado este viernes 9 de abril del 2021.

La Operación Weka identificó a 760 migrantes que habían caído en redes de tráfico ilegal, algunos de los cuales esperaban en Marruecos para llegar a España cruzando el mar a bordo de botes inflables.

Un total de 64 de los detenidos fueron arrestados en España, indicó la Policía Nacional española.

La diferencia entre ambos conceptos -la trata o el contrabando de personas y las mafias de inmigración ilegal-, según la ONU, es que en la primera venden a sus víctimas recurriendo “al uso de la fuerza” y en la segunda ofrecen a los migrantes un modo ilegal de emigrar de su país a otro a cambio de un precio.

La inteligencia española contribuyó a la operación con la detención de dos contrabandistas de migrantes que operaban en el país norteafricano.

Fue allí dónde la Operación Weka, que significa ‘Stop’ en suahili, estableció su centro de operaciones y donde realizó el mayor número de arrestos, 49 de los 195, casi todos ligados al tráfico de migrantes.

El dispositivo, que se llevó a cabo del 28 de marzo al 2 de abril, fue coordinado por la Unidad de Colectivos Vulnerables de Interpol y contó con el intercambio de información de varios países de origen y de destino de las víctimas de la trata de personas, como Sudán, República del Congo, España, Grecia y Marruecos.