Dos sismos en Manabí y en Cañar se registraron este …
Militares están más presentes en 23 urbes de la Cost…
El Imbabura inspiró a dos ambientalistas a cuidarlo
Subsidio al Trole y Ecovía se mantendrá pese al alza
César Córdova, exsecretario del Cpccs, fue designado…
Del otro lado del parabrisas sienten crisis y exclusión
Mujer fue sentenciada a 7 años de prisión por estafa…
Maduro retó a los presidentes de Uruguay y Paraguay …

Indígenas de la Amazonía en grave riesgo por el covid-19, alertan entes de ONU y OEA

Un miembro de Médicos sin Fronteras atiende a un niño de la tribu Warao, el segundo grupo indígena más grande de Venezuela, que sufre los síntomas del nuevo coronavirus en Manaus, estado de Amazonas, Brasil. Foto: AFP

Un miembro de Médicos sin Fronteras atiende a un niño de la tribu Warao, el segundo grupo indígena más grande de Venezuela, que sufre los síntomas del nuevo coronavirus en Manaus, estado de Amazonas, Brasil. Foto: AFP

Un miembro de Médicos sin Fronteras atiende a un niño de la tribu Warao, el segundo grupo indígena más grande de Venezuela, que sufre los síntomas del nuevo coronavirus en Manaus, estado de Amazonas, Brasil. Foto: AFP

Los indígenas de la Amazonía están en grave riesgo por la pandemia de covid-19, advirtieron el jueves 4 de junio del 2020 entidades de derechos humanos de la ONU y la OEA, instando a los Estados de la región a tomar mayores medidas de protección.

El área abarca territorios de ocho países (Brasil, Perú, Colombia, Bolivia, Ecuador, Venezuela, Guyana y Surinam) y es hogar de 420 pueblos indígenas, 60 de ellos en aislamiento voluntario.

Allí, el incremento exponencial de la propagación del nuevo coronavirus hizo sonar la alarma de las oficinas de Derechos Humanos de las Naciones Unidas en América del Sur, Colombia y Bolivia, y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

“Alertamos que el covid-19 ha puesto en grave riesgo la supervivencia y los derechos de los pueblos indígenas de la cuenca del Amazonas, portadores de un conocimiento profundo de uno de los ecosistemas más ricos en biodiversidad y culturas del planeta”, dijeron en una declaración con motivo del Día Internacional del Medio Ambiente.

Entre los problemas que enfrentan las comunidades amazónicas señalaron la falta de acceso a información de salud confiable, la carencia de infraestructura hospitalaria y la ausencia de servicios de salud adaptados a sus necesidades.

También denunciaron la actividad continuada de algunas empresas, incluso en zonas donde las autoridades ordenaron medidas de contención, lo cual aumentó el riesgo de contagio. Y apuntaron la amenaza constante que suponen los actores armados vinculados al crimen organizado y el narcotráfico.

“En este contexto, los Estados de la región amazónica deben incrementar las medidas para proteger a los pueblos indígenas frente a covid-19, tanto a nivel de contagios como de los impactos sobre sus derechos asociados a la pandemia”, añadieron.

Por eso, urgieron a los Estados a abstenerse de promover leyes y/o autorizar proyectos extractivos de explotación o desarrollo en o cerca de territorios indígenas, ante la imposibilidad de llevar adelante los procesos de consulta previa, libre e informada, de conformidad con los estándares internacionales aplicables.

Una polémica legislación en discusión en Brasil, impulsado por el presidente Jair Bolsonaro pero rechazado por organizaciones indígenas, permitiría proyectos de minería, agricultura y energía hidroeléctrica en tierras anteriormente protegidas en la selva tropical más grande del mundo.

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) advirtió en las últimas semanas sobre el impacto desproporcionado del covid-19 en indígenas amazónicos.

La directora de la OPS, Carissa Etienne, recordó que las poblaciones están expuestas a altas tasas de inseguridad alimentaria, diabetes tipo 2 y enfermedades endémicas como la tuberculosis y la malaria, lo que las hace más propensas a sufrir la carga de esta pandemia.

Latinoamérica está sufriendo de pleno el azote de la covid-19, con cerca de 1,2 millones de contagios y unos 57 800 fallecidos, principalmente en Brasil, México, Perú, Ecuador, Chile y Colombia.

Suplementos digitales