El ISD para el sector aéreo se puede eliminar vía decreto
Los nombres de 15 patriotas están en el ‘libro de muertos’
Testimonio de Martín Mora: ‘Una alta capacidad es ad…
Tres años de angustia y sin pistas de Verónica y Kiara
Jefferson Pérez: ‘Carapaz nos está haciendo un llama…
Podcast: Entérese con EL COMERCIO, 1 de agosto del 2021
Lasso sumó perfiles con experiencia política para la…
Otro preso muerto y cinco heridos deja nuevo alterca…

Autoridades de Haití dan forma al plan urdido para matar al Presidente Moise

Personas levantaron en Puerto Príncipe un altar con flores como homenaje al presidente Jovenel Moise, asesinado hace una semana en su domicilio. Foto: EFE

Las autoridades haitianas responsables de investigar el asesinato del presidente Jovenel Moise ofrecieron detalles de cómo, presuntamente, se urdió el plan para ejecutar el magnicidio y sobre los principales actores supuestamente implicados en la trama.

El miércoles 14 de julio del 2021 señalaron como principal responsable al doctor Christian Emmanuel Sanon, médico residente en Estados Unidos y desconocido en la política haitiana que, según las investigaciones, aspiraba a reemplazar a Moise en la jefatura del Estado tras su muerte, informó el director general de la Policía, Léon Charles, en rueda de prensa.

También reveló que los supuestos autores intelectuales planificaron el crimen durante una reunión en un hotel de Santo Domingo, República Dominicana, encuentro del que se presentó constancia gráfica.

En una fotografía que se mostró a los medios aparecen los seis supuestos cerebros del magnicidio y responsables financieros de la operación.

Se trata, además de Sanon, del venezolano Antonio Emmanuel Intriago Valera, director de la empresa CTU Security, la que supuestamente contrató a los mercenarios colombianos que habrían perpetrado el ataque, así como de Walter Veintemilla, responsable de la consultora que habría financiado la operación.

También el exsenador John Jol Joseph, en busca y captura; el alcalde de Jacmel (sur), Marky Kessa, y James Solages, detenido junto a los mercenarios colombianos y sospechoso de ser el enlace con CTU Security.

Por el momento, 23 personas han sido arrestadas, incluyendo 18 exmilitares colombianos y cinco ciudadanos haitiano-estadounidenses, y se han aplicado medidas cautelares contra 24 agentes y responsables de las unidades de seguridad presidencial.

Plantes al Fiscal del caso

Como ya ocurriera el martes con los convocados a declarar ante el fiscal Bed-Ford Claude, que lleva el caso, el jefe de seguridad del palacio presidencial de Haití, Dimitri Hérard, no acudió este miércoles al Tribunal para responder a las preguntas de la Fiscalía sobre el asesinato de Moise.

En una carta enviada a la Fiscalía, a la que tuvo acceso Efe, Hérard justificó su ausencia con el pretexto de que la Inspección General de la Policía le ha aplicado una medida cautelar que le impide acudir a la citación.

Antes que Hérard, otros dos responsables de la seguridad del mandatario faltaron a su cita con el fiscal: el inspector Amazan Paul Eddy, encargado del CAT Team, y el comisario Jean Laguel, coordinador general de la seguridad presidencial, que se excusaron con iguales argumentos.

Primer acto de duelo tras el magnicidio

Mientras la investigación avanza, al cumplirse una semana del magnicidio se convocó un acto de duelo, que consistió en una ofrenda floral y encendido de velas frente al Palacio Nacional, organizado por simpatizantes del partido Tt Kale, al que pertenecía el mandatario.

Un mástil con la Bandera haitiana a media asta y una foto de gran tamaño con una imagen de Moise rotulada con el mensaje: “Lo he intentado, tú no debes rendirte. Sigue luchando. Jovenel Moise” han servido de altar bajo el cual depositar los ramos y prender las llamas por el extinto mandatario.

Algunas personas incluso le dirigieron unas palabras al presidente al presentarle sus respetos porque, para sus partidarios, Moise vive en espíritu, solo han matado su cuerpo, según manifestaron a Efe algunos asistentes al acto.

Fuera del país, la Asamblea General de la ONU se reunió este miércoles en una sesión especial para rendir tributo al presidente Moise, actividad en la que los estados miembros recordaron al mandatario, condenaron su asesinato y trasladaron de forma solemne sus condolencias a Haití.