Corte Constitucional da paso a consulta popular anti…
Robos a locales y asaltos a personas registran cámar…
Remoción de Sofía Almeida, vía rápida para agilizar …
Municipios buscan USD 300 millones en el exterior co…
Ministro de Defensa pidió a la Asamblea definiciones…
Hombre fue hallado sin vida en av. Simón Bolívar, en Quito
La audiencia de formulación de cargos contra Fernand…
Guayaquil y Durán registraron lluvias catalogadas de…

Técnicos de Gobierno de Brasil contradicen a Bolsonaro y apoyan la vacunación infantil

A pesar de los casi 618 000 muertos que ha dejado el coronavirus en Brasil, el presidente Jair Bolsonaro insiste en minimizar la pandemia y se mantiene en contra del uso de mascarillas. Foto: Europa Press

Un organismo técnico del Ministerio de Salud de Brasil se manifestó este 19 de diciembre del 2021 a favor de la vacunación contra la covid-19 de niños de entre 5 y 11 años, a pesar del firme rechazo ya expresado por el presidente del país, Jair Bolsonaro.

La Cámara Técnica de Asesoramiento del Ministerio de Salud dijo en la nota que, una vez que ya fue autorizada esta semana por la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa), es “unánimemente favorable” a la aplicación de la vacuna en los menores de 11 años.

El ministro de Salud, Marcelo Queiroga, ha dicho que su despacho sólo tomará una decisión al respecto el próximo 5 de enero, tras una serie de consultas con diversos sectores y un análisis del asunto con el propio Bolsonaro, que ya expresó su rotunda negativa a que se vacune a los niños.

La Anvisa, regulador del sector en el país, autorizó esta semana la aplicación de la vacuna del laboratorio Pfizer a niños de entre 5 y 11 años, frente a lo cual Bolsonaro reaccionó en forma furibunda.

“Pedí, extraoficialmente, el nombre de las personas que aprobaron la vacuna para niños a partir de 5 años. Queremos divulgar el nombre de esas personas para que todo el mundo tome conocimiento de quiénes son esas personas y, obviamente, formen su juicio”, declaró en una transmisión por sus redes sociales el pasado jueves.

A pesar de los casi 618 000 muertos que ha dejado el coronavirus en el país, Bolsonaro insiste en minimizar la pandemia, se mantiene en contra del uso de mascarillas y del distanciamiento social y hasta encabeza una dura campaña contra las vacunas, las cuales considera que son “experimentales” y pueden atentar contra la salud.

El líder de la ultraderecha brasileña ha llegado a decir que las personas que han recibido las dos dosis de alguna vacuna tienen más riesgo de contraer sida, una afirmación que llevó a la Corte Suprema a abrir una investigación en su contra, por la difusión de mentiras e información falsa sobre la pandemia.

Suplementos digitales