74 personas se capacitan para adoptar en el Ecuador
Usuarios rechazan en España sacrificio de 38 cachorr…
Daniel Salcedo seguirá recluido en la Cárcel 4 de Quito
Gobierno reduce a cero la tarifa del Impuesto a Sali…
Oficina de Cancillería de Machala reanuda apostilla…
Putin expresa su apoyo a Daniel Ortega tras su reelección
Abren capacitación para mujeres emprendedoras
55 000 animales, entre perros y gatos, serán esteril…

Fiscalía francesa: ‘Creemos que copiloto quiso voluntariamente destruir el avión’

Fotografía facilitada por el Ministerio de Asuntos Exteriores de Alemania de restos del Airbus320, que operaba la compañia alemana Germanwings y que ayer se estrelló en los Alpes Franceses con 150 personas a bordo. Foto: EFE

Fotografía facilitada por el Ministerio de Asuntos Exteriores de Alemania de restos del Airbus320, que operaba la compañia alemana Germanwings y que ayer se estrelló en los Alpes Franceses con 150 personas a bordo. Foto: EFE

Fotografía facilitada por el Ministerio de Asuntos Exteriores de Alemania de restos del Airbus320, que operaba la compañia alemana Germanwings y que ayer se estrelló en los Alpes Franceses con 150 personas a bordo. Foto: EFE

El copiloto del avión de Germanwings accidentado el martes en los Alpes con 150 personas a bordo podría haber sido el causante del siniestro: “Creemos que el copiloto quiso voluntariamente destruir el avión”, informó la Fiscalía de Marsella en una rueda de prensa este 26 de marzo del 2015.

“En estos momentos, 48 horas después del accidente (…) la interpretación más plausible es que el copiloto, mediante una acción voluntaria, cerró la puerta de la cabina, se negó a abrirla ante la llamada del comandante de vuelo y accionó el botón que ordenaba la pérdida de altitud”, explicó Brice Robin, abogado responsable de las investigaciones.

Antes del accidente, el piloto había salido al baño y el copiloto, de nacionalidad alemana, se encontraba solo en la cabina al mando del aparato, explicó Robin. Poco después accionó el conocido como “fly monitory sistem”, el sistema de control de vuelo, para iniciar el descenso del aparato. “La acción de descenso de altitud sólo puede ser voluntaria”, insistió el investigador de la fiscalía francesa.

Al percatarse de lo ocurrido, el comandante de vuelo acudió a la cabina, llamó a la puerta para entrar y se identificó, pero no hubo respuesta. “El copiloto no respondió y no abrió la puerta”, explicó Robin. En la grabación de la caja negra recuperada “se oyen golpes violentos como para intentar echar abajo la puerta, que es blindada, según las normas internacionales”.

A partir de ese momento, “se oye un ruido de respiración humana en la cabina que dura hasta el impacto final del avión”, añadió el investigador. De ahí se deduce que “en el momento del impacto el copiloto estaba vivo”, explicaron los investigadores.

Además, según Robin, no se emitió ninguna señal de emergencia, ningún “mayday” a la torre de control de Marsella. Esta intentó contactar con el aparato pero no hubo respuesta por parte del copiloto. “La torre de control también pidió a otros aviones que intentasen contactar con el Airbus accidentado pero tampoco se obtuvo respuesta”.

Suplementos digitales