En la India instalan cajero para comprar oro
Ecuatoriana muere en la selva de Darién y deja a sus…
Fiscalía aguarda resolución en caso Las Torres
Pico y placa en Quito: Restricciones para este viern…
Policía rescató a funcionario del Consejo de la Judi…
150 empresas están en vilo por el Cotopaxi
El covid-19 y el aumento de casos de influenza oblig…
El Ecuador necesitará más de USD 7 577 millones para…

Explota coche bomba cerca de base militar de Colombia sin dejar víctimas

Foto: Galo Paguay / EL COMERCIOLa acción se produjo en vísperas de un “paro armado” anunciado por los rebeldes del Ejército de Liberación Nacional (ELN)

Foto: Galo Paguay / EL COMERCIOLa acción se produjo en vísperas de un “paro armado” anunciado por los rebeldes del Ejército de Liberación Nacional (ELN)

La acción se produjo en vísperas de un “paro armado” anunciado por los rebeldes del Ejército de Liberación Nacional (ELN). Foto: Captura Twitter

Un coche bomba explotó este jueves 13 de febrero de 2020 en cercanías de una base militar colombiana en Arauca, una zona fronteriza con Venezuela bajo influencia guerrillera, sin dejar víctimas o daños materiales, informó el ejército.

La acción se produjo en vísperas de un “paro armado” anunciado por los rebeldes del Ejército de Liberación Nacional (ELN), que operan en esa región y pretenden impedir bajo amenaza la movilización por tierra y ríos.

En un comunicado, el mando militar señaló que el vehículo explotó “cerca a la Base Militar del municipio de Puerto Rondón”, en Arauca (noreste).

“Al momento no se presentan heridos ni lesionados de la Fuerza Pública, ni de la población civil”, agregó la institución, que no ofreció más detalles.

Las fuerzas militares y de policía están en alerta en Colombia ante los planes del ELN de forzar una paralización de actividades entre el 14 y 17 de febrero.

La guerrilla guevarista cuenta con unos 2 300 combatientes y opera en el 10% de los 1 100 municipios del territorio, según cifras oficiales y de organizaciones independientes.

El gobierno del presidente Iván Duque rompió los diálogos de paz que venía sosteniendo este grupo rebelde con el de su antecesor, el Premio Nobel de la Paz, Juan Manuel Santos (2010-2018), primero en Quito y luego en La Habana.

El mandatario tomó la decisión hace poco más de un año, tras el atentado con coche bomba en Bogotá que mató a 22 cadetes de la principal escuela policial del país.

Aunque aliviada por el acuerdo de paz firmado en 2016 con la disuelta guerrilla de las FARC, Colombia aún vive un enfrentamiento entre guerrillas, paramilitares, agentes estatales y narcos, que en seis décadas ha dejado más de ocho millones de víctimas, entre muertos, desaparecidos y desplazados.