'La delincuencia ahuyenta a los clientes en la av. 1…
La Asamblea no concreta diálogo con Ejecutivo; Saqui…
COE Nacional anuncia libre movilidad durante el feri…
500 nuevos cupos en tres planteles municipales de Quito
Padres de familia reportan falta de cupos en institu…
Luis Lara se refiere a los actos violentos del paro …
Videos: Enfrentamientos entre bandas en México deja …
Nuevos pedidos de juicio político contra Patricio Ca…

Donald Trump se queja de ser culpado por el ataque en Nueva Zelanda

Donald Trump aseguró en su cuenta de Twitter que los Fake News Media (medios de noticias falsas) 'tendrán que trabajar muy duro para probar' que el presidente es culpable del ataque terrorista en Nueva Zelanda. Foto: AFP

Donald Trump aseguró en su cuenta de Twitter que los Fake News Media (medios de noticias falsas) 'tendrán que trabajar muy duro para probar' que el presidente es culpable del ataque terrorista en Nueva Zelanda. Foto: AFP

Donald Trump aseguró en su cuenta de Twitter que los Fake News Media (medios de noticias falsas) 'tendrán que trabajar muy duro para probar' que el presidente es culpable del ataque terrorista en Nueva Zelanda. Foto: AFP

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se quejó el lunes 18 de marzo del 2019 de que periodistas supuestamente lo culpen de la masacre de 50 personas en el ataque a dos mezquitas en Nueva Zelanda.

“Los 'Fake News Media' (medios de noticias falsas) está trabajando tiempo extra para culparme del ataque horrible en Nueva Zelanda”, escribió Trump a sus más de 59 millones de seguidores en Twitter.

“Tendrán que trabajar muy duro para probar eso", siguió. “¡Muy ridículo!”.

Trump parece estar refiriéndose a las críticas ante su respuesta al ataque, que presuntamente fue perpetrado por un nacionalista blanco, de 28 años, que aseguró estar reivindicando el genocidio contra los blancos.

En un largo escrito, el supuesto asesino se refirió a Trump como “un símbolo de renovación de la identidad blanca”.

En varias ocasiones, Trump ha escrito en Twitter y ha hablado para condenar el ataque “horrible” y para ofrecer asistencia de Estados Unidos a las autoridades de Nueva Zelanda.

Sin embargo, el viernes coqueteó con la controversia al minimizar las implicaciones de la ideología del tirador, diciendo que la violencia por el nacionalismo blanco no es un problema creciente.

“Es un pequeño grupo de personas”, dijo.

Esto desató críticas de los miembros del Partido Demócrata, que dijeron que estaba enviando señales contradictorias, cuando debería enfrentar más claramente lo que muchos expertos dicen que es un problema creciente de nacionalistas blancos que se manifiestan contra musulmanes, judíos, inmigrantes y otras minorías.