Más migrantes vuelven al Ecuador por festividades
Vecinos cuentan los tesoros de su barrio
Nueva Ley establece fusión entre BanEcuador y la CFN
Tres secretarías se enfocan en lo social y la inversión
Déficit de 6 000 docentes en Ecuador
Argentina detecta primer caso de Ómicron en viajero …
Cuenca encendió su árbol de Navidad
Trámite de derogatoria a reforma tributaria tomará meses 

Diplomático venezolano denuncia en video la supuesta entrega de documentos a terroristas

Video: YouTube Canal: Andreina Flores

El abogado Misael López Soto, de 40 años, es un oficial activo del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC) y fue designado consejero de la Embajada venezolana ante Irak en mayo de 2013. El funcionario decidió romper el silencio y denunció la supuesta entrega de documentos venezolanos a terroristas de Medio Oriente.

“Desde mi llegada al cargo, advertí cómo bajo la mirada complaciente de los diplomáticos de esa misión, empleados locales vendían visas, pasaportes, certificados de nacimiento y otro tipo de documentación venezolana”, empezó López Soto en un video.

De acuerdo con la información publicada por la periodista Andreina Flores en su blog periodistainternacional.com, López fue testigo de procesos irregulares en la emisión de documentos venezolanos a nombre de personas procedentes de Siria, Palestina, Irak y Pakistán.

En diálogo con Infobae, la comunicadora informó que el resultado de sus conversaciones con el funcionario está publicado en su sitio. “En el video, él no habla de números ni de nombres, por eso hubo que precisar la información”, comentó Flores.

López aseguró que empleados locales de la Embajada venezolana en Bagdad habrían cobrado a los interesados entre USD 5 000 y USD 15 000 para otorgarles estos documentos. Y, lo que es peor, algunos de estos beneficiados con documentación venezolana estarían ligados a organizaciones terroristas como Hezbollah.

“Las personas que pagaban por estos servicios normalmente eran procedentes de Siria, Irak, Palestina y, en algunos casos, Pakistán. Por ello pagaban cantidades de entre USD 5 000 y USD 15 000, dependiendo del caso. Muchas veces estaban vinculados a grupos terroristas, en su mayoría de tendencia chiita”, precisó el funcionario.

Y agregó: “El funcionario que me ayudó en la investigación fue asesinado la misma tarde que me ayudó a tomar un avión fuera de Bagdad. El embajador no remitió nada a Caracas, no informó de los hechos sucedidos”.

“Quiero hacer un llamado a la comunidad internacional y denunciar cómo las embajadas venezolanas en Medio Oriente son usadas para documentar personas que no tienen nada que ver con Venezuela y en muchos casos están ligadas a organizaciones terroristas. Documentado, puedo demostrar que al menos uno de los casos con los que me he encontrado es miembro de la organización Hezbollah“.

Tras dos semanas de investigaciones, y una vez recogidos los datos suficientes para hacer pública la noticia, la periodista Andreina Flores dio nombres en su blog y citó el caso de la empleada iraquí Sanna Kamal al Sheikhli, traductora de la misión venezolana en Irak, quien fue denunciada por López por presuntamente utilizar material de seguridad de la embajada venezolana para la expedición de partidas de nacimiento. Esta denuncia fue presentada ante el embajador de Venezuela en Irak, Jonathan Velasco, el 29 de marzo de 2014.

Suplementos digitales