Pedro Castillo se impone a Keiko Fujimori en el cómp…
El deterioro de la infraestructura de la playa Las P…
Ecuador vota a favor de Resolución de la OEA que con…
Los manabitas están alertas ante los sismos que se r…
Tres de los cinco puntos de vacunación contra el cov…
Explota carro bomba en batallón de Cúcuta, Colombia,…
Equipo de Secretaría de Educación de Quito denunció …
Familiares del policía herido en Quito presentarán u…

Dimite alta responsable afroestadounidense del gobierno de EE.UU. en protesta contra Trump

Trump recibió muchas críticas por haber autorizado la dispersión con gases lacrimógenos de manifestantes antirracistas pacíficos delante de la Casa Blanca. Foto: AFP

Trump recibió muchas críticas por haber autorizado la dispersión con gases lacrimógenos de manifestantes antirracistas pacíficos delante de la Casa Blanca. Foto: AFP

Trump recibió muchas críticas por haber autorizado la dispersión con gases lacrimógenos de manifestantes antirracistas pacíficos delante de la Casa Blanca. Foto: AFP

Una alta responsable afroestadounidense de la administración de Donald Trump dimitió este jueves 18 de junio de 2020, en protesta por la respuesta presidencial ante el movimiento antirracista que ha sacudido Estados Unidos desde la muerte de George Floyd a finales de mayo, anunciaron medios locales.

“Los comentarios y las acciones del Presidente sobre la injusticia racial y los negros estadounidenses van directamente contra mis valores y mis convicciones”, escribió Mary Elizabeth Taylor, secretaria adjunta para asuntos legislativos del Departamento de Estado, en su carta de dimisión obtenida por el diario The Washington Post.

Taylor, de 30 años, era la persona más joven nombrada en ese puesto y la primera mujer en ocuparlo.

Su dimisión parece ser la primera de un alto responsable administrativo vinculada con las tensiones raciales y las manifestaciones que llenaron las calles del país tras la muerte de Floyd, un afroestadounidense de 46 años, asfixiado por un policía blanco durante su arresto a finales de mayo, en Minneapolis.

Trump recibió muchas críticas por haber autorizado la dispersión con gases lacrimógenos de manifestantes antirracistas pacíficos delante de la Casa Blanca y por amenazar con desplegar al Ejército para detener las protestas.

También programó un gran mitin de campaña en Tulsa en Oklahoma, escenario en 1921 de una de las peores masacres raciales del país, para el 19 de junio, un día conocido como “Juneteenth”, en el que se conmemora el fin de la esclavitud en Estados Unidos.

Eso fue considerado una provocación y Trump se vio obligado a aplazar un día su mitin.