La corteza marciana es mucho más gruesa que la de la Tierra

Marte es sorprendentemente dicotómico: las tierras bajas (azules) dominan el hemisferio norte. Foto: Europa Press

Un fuerte terremoto en el último año de la misión Mars InSight de la NASA permitió a los investigadores de ETH Zurich determinar el grosor y la densidad global de la corteza del planeta.

En promedio, la corteza marciana es mucho más gruesa que la de la Tierra o la de la Luna, y la principal fuente de calor del planeta es radiactiva.

Terremoto en Marte

En mayo de 2022, la nave espacial InSight de la NASA registró un fuerte terremoto en Marte en el que las ondas sísmicas rodearon la superficie marciana hasta tres veces.

Con base en las ondas superficiales, los investigadores de ETH Zurich pudieron determinar el grosor promedio global de la corteza marciana. También encontraron que la densidad de la corteza es similar en los hemisferios norte y sur, mientras que su grosor difiere significativamente.

Las velocidades sísmicas brindan información sobre la estructura interior a diferentes profundidades. Anteriormente, las ondas superficiales observadas de los dos grandes impactos de meteoritos también permitieron hallazgos regionales a lo largo de sus rutas de propagación específicas. "Ahora, tenemos observaciones sísmicas que representan la estructura global", dice en un comunicado Doyeon Kim, sismólogo del Instituto de Geofísica en ETH Zurich y autor prinicpal del estudio, que se publica en Geophysical Research Letters.

El grosor de la corteza de Marte

Combinando sus resultados recién obtenidos con los datos existentes sobre la gravedad y la topografía de Marte, los investigadores pudieron determinar el grosor de la corteza marciana. Tiene un promedio de 42 a 56 kilómetros. En promedio, la corteza es más delgada en la cuenca de impacto de Isidis a unos 10 km y más gruesa en la provincia de Tharsis a unos 90 km.

Para poner esto en perspectiva, los datos sísmicos indican que la corteza terrestre tiene un espesor promedio de 21 a 27 kilómetros, mientras que la corteza lunar, determinada por los sismómetros de la misión Apolo, tiene entre 34 y 43 kilómetros de espesor.

"Esto significa que la corteza marciana es mucho más gruesa que la de la Tierra o la Luna", dice Kim. En general, los cuerpos planetarios más pequeños de nuestro sistema solar tienen una corteza más gruesa que los cuerpos más grandes. Kim explica: "Tuvimos la suerte de observar este terremoto. En la Tierra, tendríamos dificultades para determinar el grosor de la corteza terrestre usando la misma magnitud del terremoto que ocurrió en Marte. Si bien Marte es más pequeño que la Tierra, transporta energía sísmica más eficientemente."

Más noticias:


Visita nuestros portales:

Sigue a EL COMERCIO en Google News CLIC AQUÍGoogle News


Suplementos digitales