En Ibarra hallan el cuerpo de menor desaparecido en aluvión
Gobierno invertirá USD 329 millones para reducir la …
Muertos y heridos en tiroteo; un estudiante fue detenido
Ecuador mantendrá cerrada su frontera terrestre con Perú
Investigan caso de niño que fue quemado por su madre
Estudiantes ya pueden cambiarse a instituciones fisc…
Dos tipos de bachillerato técnico, a modalidad semip…
Correísmo y parte de Pachakutik salvaron a Eckenner Recalde

Buceadores descubren el tesoro de un barco hundido hace 1 600 años

Imagen de las costas de Tel Aviv, en Israel. Foto: EFE

Imagen de las costas de Tel Aviv, en Israel. Foto: EFE

Imagen de las costas de Tel Aviv, en Israel. Foto: EFE

Buceadores aficionados israelíes encontraron en la costa mediterránea un impresionante tesoro compuesto por miles de monedas antiguas y varias estatuas de bronce procedentes de un barco mercante que se hundió hace unos 1 600 años, informaron el lunes 16 de mayo del 2016 las autoridades del país.

El barco data de la época romana tardía y se trata del mayor hallazgo de este tipo en los últimos 30 años, según las autoridades israelíes.

Los buceadores, que serán reconocidos por su hallazgo, encontraron el tesoro en el antiguo puerto de la ciudad de Cesarea e inmediatamente lo comunicaron a las autoridades.

Hace un año en ese mismo lugar se encontró otro tesoro con unas 2 000 monedas antiguas que causó una gran sensación. Según la portavoz, el hallazgo actual pertenece a otra embarcación de una época distinta.

En el fondo marino se encontraron también restos del barco y anclas de hierro y madera.

Varias de las piezas de bronce se encuentran en un excelente estado, como las reproducciones del dios romano Sol, la diosa Luna y de un esclavo africano.

Además, se descubrieron fragmentos de esculturas de bronce de tamaño natural y reproducciones de animales como la de una ballena.

Para Jacob Sharvit, del departamento de Arqueología subacuática, se trata de un “hallazgo extremadamente emocionante, que, además de su extraordinaria belleza, tiene relevancia histórica”.

Suplementos digitales