Joe Biden se fortalece con el control del Senado

Encuestas muestran ventaja del senador demócrata Raphael Warnock, quien compite en segunda vuelta por un escaño en Georgia. Foto: EFE.




La demócrata Catherine Cortez Masto fue reelegida para un segundo mandato en representación de Nevada, en el Senado de Estados Unidos. Su partido mantiene así el control de la Cámara Alta y frustra las esperanzas de los republicanos de una mayoría en las elecciones de medio término.

Cortez Masto, de 58 años, obtuvo 48,7% de los votos frente al 48,2% del republicano Adam Laxalt, antiguo Fiscal General del Estado. Esta victoria da al partido del presidente Joe Biden 50 escaños, frente a los 49 que han conseguido hasta ahora los republicanos.

Cortez Masto era considerada la miembro más vulnerable del Senado, pues buscaba la reelección en un estado con problemas económicos y los precios de la gasolina más altos del país, lo que aumentó la frustración de los republicanos, que confiaban en que podría ser derrotada.

La segunda vuelta de los comicios en Georgia, que se celebrará el 6 de diciembre, definirá qué partido obtendrá el último escaño que queda por decidir en estas elecciones de término medio. Ese día, el senador demócrata en funciones Raphael Warnock se enfrentará al contendiente republicano Herschel Walker.

Pero aunque los republicanos ganen las reñidas elecciones de Georgia, el Partido Demócrata mantendrá la mayoría, ya que la vicepresidenta Kamala Harris dispone de un voto de calidad en caso de empate en la Cámara Alta.

Un Biden más fuerte

El control demócrata del Senado allana el camino para que el presidente Joe Biden pueda pasar dos años más llenando los tribunales federales con sus nominados y dotando de personal a su administración en la manera que le parezca adecuada, recoge la BBC.

Lo que es más importante, si queda vacante un escaño en la Corte Suprema debido a la jubilación inesperada o la muerte de un juez, los republicanos no podrían bloquear al nominado de Biden.

Así ocurrió en 2016, cuando la falta de mayoría en la Cámara Alta impidió al entonces presidente Barack Obama nombrar a Merrick Garland (ahora fiscal general) tras la muerte del magistrado del Supremo Antonin Scalia, lo que permitió luego a Donald Trump designar a un juez conservador.

Además, el control demócrata evita que el festival de comisiones de investigación, requerimientos y toda clase de escrutinio sobre cada acción del gobierno que los republicanos planeaban poner en marcha, al menos en la Cámara de Representantes (Cámara Baja), se traslade también al Senado.

“Me siento bien y estoy deseando que lleguen los próximos dos años”, declaró Biden, al asegurar que no está sorprendido por el resultado, pues refleja la calidad de sus candidatos y que “todos defendían el mismo programa”.

Después de los resultados del sábado, queda aún por decidir qué partido obtendrá la mayoría de los escaños de la Cámara Baja, mientras avanza el conteo de papeletas en distintos estados del país. Según las proyecciones, los republicanos cuentan con 211 escaños de los 218 necesarios, mientras que el Partido Demócrata, 204.


Visita nuestros portales:

Sigue a EL COMERCIO en Google News CLIC AQUÍGoogle News


Suplementos digitales