La empresa New Stratus busca contrato a 20 años en e…
Asesinatos se duplican entre 2020 y 2021 en Ecuador
En Quito, 34 choferes se quedaron sin puntos este 2021
Los 2 caminos: acuerdo o muerte cruzada
Autor de ataque con arco en Noruega mató a cinco per…
Corea del Norte lanzó otro misil hacia el mar de Japón
Suiza premia a creadora de la vacuna contra el covid…
Maduro evaluará el futuro del diálogo con la oposici…

Si bebes, no manejes… una lista de cantantes cazados con alcohol al volante

La lista, que en actores y otro tipo de artistas puede ser interminable, pone en evidencia la necesidad de entender que la conducción bajo el consumo de alcohol es un grave delito social tanto para famosos como para todos los públicos. Foto: Pexels

La lista, que en actores y otro tipo de artistas puede ser interminable, pone en evidencia la necesidad de entender que la conducción bajo el consumo de alcohol es un grave delito social tanto para famosos como para todos los públicos. Foto: Pexels

La lista, que en actores y otro tipo de artistas puede ser interminable, pone en evidencia la necesidad de entender que la conducción bajo el consumo de alcohol es un grave delito social tanto para famosos como para todos los públicos. Foto: Pexels

La noticia del arresto del cantautor Bruce Springsteen en noviembre del 2020 por conducir intoxicado ha despertado cierto asombro entre el gran público. Este miércoles 10 de febrero del 2021 se conoció que la policía presentó tres cargos contra el artista: conducción temeraria, consumo de alcohol en una zona cerrada al público y conducir intoxicado.

Springsteen, de 71 años, que cuenta con una imagen solvente y seria, aparecía este domingo 7 de febrero en un anuncio para una marca de automóviles en una de las pausas publicitarias de la Superbowl, uno de los eventos deportivos más importantes de Estados Unidos.

Stellantis NV, la empresa matriz de Jeep, confirmó esta misma noche que retiraba temporalmente el anuncio protagonizado por Springstenn.

El cantante de Nueva Jersey, conocido como “El Jefe”, se une a una larga lista de artistas del mundo de la música que han sido cazados con algunas dosis extras de alcohol al volante.

Quizá uno de los casos más tristes es el de la cantante y artista Lindsay Lohan que fue detenida en dos ocasiones en 2007 por manejar ebria. Mientras que la primera vez que fue arrestada, tuvo que pagar una fianza y quedó suspendida su licencia de conducir, en la segunda ocasión -dos meses después- fue sentenciada a libertad condicional.

Otra joven celebridad, Justin Bieber, se pasó de creyente de sí mismo y en 2014 fue detenido en Miami por participar ebrio en una carrera ilegal en un Lamborghini amarillo.

Al cantante canadiense, que tuvo tiempo para aparecer fotografiado con el uniforme naranja de preso, se le impuso una fianza de USD 2 500 por los tres cargos: conducir bajo la influencia de sustancias tóxicas, alcohol y marihuana, resistencia a la autoridad sin violencia y conducir con un carné que había caducado.

También en Miami, cinco años después, en 2019, el intérprete urbano Zion, del dueto Zion & Lennox, fue detenido por conducir a alta velocidad y bajo los efectos del alcohol. Tras pagar la fianza y quedar en libertad el mismo día siguió, sin arrepentimiento, su carrera como reguetonero.

De la misma cuerda musical y aficiones comunes, el cantante de reguetón Arcángel vio suspendida por un mes su licencia de conducir en 2012 por manejar ebrio en Puerto Rico.

Beber es malo y de malos

Haciendo gloria de la cultura del lado salvaje del rock, Vince Neil, cantante de la banda de glam metal Motley Crue, cumplió condena de cárcel en 1986 por conducir borracho y ser responsable de un accidente automovilístico en California donde murió el baterista Nicholas “Razzle” Dingley, baterista de Hanoi Rocks.

En 2010, el personaje fue detenido de nuevo en Las Vegas por sospechas de manejar ebrio. Días antes había lanzado su último álbum “Tattoos and Tequila”.

Otro artista del lado oscuro es el británico Pete Doherty a quien a las detenciones por posesión de drogas, se le añade un arresto en 2009 acusado de conducir bebido, poco después de un concierto en la ciudad de Gloucester, el oeste de Inglaterra.

Según el informe policial, el cantante de Babyshambles, fue retenido después de que un coche patrulla diera el alto a un vehículo que “circulaba de manera errática”.

En otra onda musical pero también salvaje, está el cantante puertorriqueño de merengue Manny Manuel que impactó su Jeep Cherokee contra un vehículo de la policía.

Los dos agentes que se encontraban dentro del patrullero sufrieron heridas leves y tuvieron tiempo para constatar que el artista estaba bebido y al volante.

George Michael, Bobby Brown, David Cassidy, Nick Carter de Backstreet Boys y muchos más comparten el dudoso privilegio de haber consumido alcohol mientras conducían y haber podido vivir para contarlo.

La lista, que en actores y otro tipo de artistas puede ser interminable, pone en evidencia la necesidad de entender que la conducción bajo el consumo de alcohol es un grave delito social tanto para famosos como para todos los públicos.

Suplementos digitales