Más remesas salen del Ecuador a México por ‘boom’ migratorio
La ola verde opera mejor en Guayaquil que en Quito
La clase media en Ecuador viene cayendo desde el 2018
La MLS, el nuevo mercado del futbolista ecuatoriano
Jefa sanitaria rusa urge vacunarse durante vacacione…
CAL califica solicitudes de juicio político contra P…
Lluvias y tormentas eléctricas se mantendrán hasta e…
Siniestro de tránsito dejó 13 heridos en Morona Santiago

Amnistía lamenta rechazo al aborto: ‘Oportunidad histórica perdida’

Manifestantes a favor del aborto se concentran en la Plaza del Congreso, en Buenos Aires. El Senado de Argentina protagonizó desde el miércoles 8 de agosto un histórico debate de un proyecto de ley para legalizar el aborto. El Senado dijo no. Foto: EFE

Manifestantes a favor del aborto se concentran en la Plaza del Congreso, en Buenos Aires. El Senado de Argentina protagonizó desde el miércoles 8 de agosto un histórico debate de un proyecto de ley para legalizar el aborto. El Senado dijo no. Foto: EFE

Manifestantes a favor del aborto se concentran en la Plaza del Congreso, en Buenos Aires. El Senado de Argentina protagonizó desde el miércoles 8 de agosto un histórico debate de un proyecto de ley para legalizar el aborto. El Senado dijo no. Foto: EFE

Amnistía Internacional lamentó este jueves, 9 de agosto del 2018, el rechazo del Senado argentino a la legalización del aborto y consideró que fue “una oportunidad histórica perdida” para el ejercicio de los derechos humanos.

“Los legisladores argentinos eligieron hoy darle la espalda a cientos de miles de mujeres y niñas que se manifestaron por sus derechos sexuales y reproductivos. Con esta medida, los senadores que votaron en contra o se abstuvieron decidieron consensuar un sistema que insta a las mujeres, niñas y personas con capacidad de gestar a someterse a abortos clandestinos e inseguros”, declaró la directora ejecutiva de Amnistía Internacional Argentina, Mariela Belski.

Belski advirtió que esta decisión “no hace más que perpetuar el circulo de violencia que se ejerce contra las mujeres, niñas y personas con capacidad de gestar”. “El Poder Legislativo no ha estado a la altura de las circunstancias”, subrayó.

El proyecto de legalización de la interrupción voluntaria del embarazo había sido aprobado el 14 de junio por la Cámara de Diputados, pero fue rechazado esta madrugada en el Senado, con el voto de 38 legisladores en contra y de 31 a favor.

Actualmente, en Argentina solo está permitido abortar en casos de violación o de riesgo de vida para la madre. Sin embargo, cada año se practican 354 627 abortos, según estimaciones oficiales divulgadas por el ministro de Salud, Adolfo Rubinstein.

Además, complicaciones en abortos generan un promedio de 49 000 hospitalizaciones anuales. En los últimos 30 años, más de 3 000 mujeres murieron a causa de abortos clandestinos.

“La comunidad internacional ha observado a Argentina en varias oportunidades llamando a modificar su legislación por ser contraria a los derechos humanos de las mujeres y niñas. El país dejó pasar una oportunidad histórica de convertirse en un ejemplo para la región y continuar el camino ya comenzado, por ejemplo, en Uruguay o en la Ciudad de México. Es un retroceso imperdonable”, declaró la directora para las Américas de Amnistía Internacional, Erika Guevara Rosas.

Amnistía Internacional realizó esta semana una impactante campaña en más de 130 periódicos de todo el mundo, entre ellos el ‘New York Times’, con la publicación de un anuncio en que instaba a los senadores a aprobar la legalización de la interrupción voluntaria del embarazo en Argentina, junto a a la palabra “Adiós” y el dibujo de una percha, el símbolo más cruento de los abortos clandestinos.

Suplementos digitales