28 000 abuelitos ejercitan el cuerpo y la mente por …
Actividad del volcán Cotopaxi está en nivel moderado
Ecuador reitera a Argentina que exministra María de …
Pico y placa en Quito: Restricciones para este lunes…
Ministerio de Salud condena 'irrupción de bandas del…
China supera los 40 000 contagios diarios de covid-1…
Estos eventos gastronómicos se realizan por fiestas de Quito
Siete armados ingresaron a un hospital de Chone y to…

Acusado de ataque en mezquita en Noruega se declara inocente y lamenta 'no haber podido causar más daños'

Acusado de terror, el noruego Philip Manshaus y su abogado Unni Fries llegan a la sala del tribunal para comenzar su juicio en el tribunal de distrito de Asker y Baerum, en las afueras de Oslo, el 7 de mayo de 2020.

Acusado de terror, el noruego Philip Manshaus y su abogado Unni Fries llegan a la sala del tribunal para comenzar su juicio en el tribunal de distrito de Asker y Baerum, en las afueras de Oslo, el 7 de mayo de 2020.

Acusado de terrorismo, el noruego Philip Manshaus y su abogada Unni Fries llegan a la sala del tribunal para comenzar su juicio en el tribunal de distrito de Asker y Baerum, en las afueras de Oslo, el 7 de mayo de 2020. Foto: AFP

El extremista de derecha noruego, quien admite que abrió fuego en agosto de 2019 en una mezquita cerca de Oslo tras haber matado a su hermanastra, se declaró este jueves 7 de mayo de 2020 inocente de los cargos en su contra, en el primer día de su juicio.

Philip Manshaus, de 22 años, fue juzgado por “ homicidio ” y “ acto terrorista ” en el tribunal de Asker y Baerum, cerca de la capital noruega. Antes de sentarse, hizo con la mano un signo “ OK ” , convertido en algunos círculos en símbolo supremacista blanco.

Manshaus reconoce los hechos, pero rechaza los cargos de la acusación, invocando una forma de “estado de necesidad”.

Según los medios de comunicación noruegos, no mostró ningún remordimiento en el tribunal y más bien lamentó “no haber podido causar más daños”.

El 10 de agosto de 2019, vestido con una chaleco antibalas y un casco con una cámara GoPro, Manshaus abrió fuego en el centro islámico Al Noor en Baerum, sin dejar heridos graves, antes de ser controlado por varios fieles. Su objetivo era “matar al mayor número posible de musulmanes”, dice el acta de acusación.

Tras su detención, el cuerpo de su hermanastra de 17 años, de origen chino, fue encontrada en la casa familiar. Adoptada por la pareja del padre de Manshaus, Johanne Zhangjia Ihle-Hansen murió de cuatro balazos.

En una audiencia anterior en la que el tribunal decidió prolongar su detención, había hecho hecho un saludo nazi ante la prensa. Su juicio durará hasta el 26 de mayo.

Los hechos que se le imputan pueden costarle 21 años de prisión.