Consejos para que el retorno a clases de los hijos s…
Gobierno protegerá a trabajadores de obras tras expl…
Ucranianos alistan maletas y kits de emergencia ante…
Estos son los criterios y comentarios por el regreso…
Requisitos, trámite… Se inicia renovación de l…
Presidente turco Erdogan a cantante: ‘Hay que …
Quito regresa a la alerta naranja por covid-19
Monto de nuevos microcréditos creció 63% en 2021

Gremio de médicos apoya obligatoriedad de vacunación anticovid

Imagen referencial. La vacunación contra el covid-19 es obligatoria en Ecuador desde este 23 de diciembre del 2021. Foto: Patricio Terán / EL COMERCIO.

Tras conocerse que el Ministerio de Salud Pública (MSP) declaró que en Ecuador es obligatorio vacunarse contra el covid-19, médicos consultados por EL COMERCIO manifestaron que están de acuerdo con esta disposición. La consideran una medida tomada en beneficio de la salud colectiva. Sobre todo, con la presencia de variantes de preocupación como la Ómicron, que es más transmisible.

En el documento de Lineamientos de obligatoriedad de la vacunación contra SARS CoV-2 se dice que desde finales de noviembre, en el país hay una tendencia al alza de contagios, con alrededor de 2 900. Asimismo, hay un incremento lento y sostenido en la positividad de las pruebas PCR desde mediados de diciembre. Esta subió nueve puntos porcentuales en nueve semanas.

El gremio médico apoya la decisión, confirmó el presidente del Colegio Médico de Pichincha, Víctor Álvarez. La medida del MSP es un elemento importante en la lucha contra una enfermedad infectocontagiosa, que afecta la seguridad del Estado, dijo.

“Es una decisión adecuada, que compartimos la mayor parte de los médicos. Es correcto que el Ministerio de Salud tenga una posición más firme“, aseguró.

Álvarez dijo que en el gremio existe temor sobre la forma en que la Corte Constitucional analice esta medida. “El problema sería si la Corte declara inconstitucional la norma. Tendríamos una situación más peligrosa que al inicio porque se le daría un gran impulso a los antivacunas”.

Además de la obligatoriedad, el presidente del Colegio Médico de Pichincha dijo que es necesario que el MSP haga una gran campaña de promoción y educación para la población. Esto, para que la norma técnica emitida sea respaldada con información adecuada y se conozcan las bondades de la vacunación.

El bien colectivo, sobre el individual

“Es momento también de pensar en el bienestar colectivo, en evitar contagios y posteriormente tratar de volver a los aforos normales con los cuidados necesarios”, sostiene la biotecnóloga Jhommara Bautista. Ella pide que se entienda que la salud y la economía del país van de la mano. “Si aumentan los contagios, también incrementa el gasto en salud. Hay que tomar en cuenta que no hay medicinas suficientes ni espacio en hospitales para personas que enfermen de gravedad”.

La decisión ayudará a contener la pandemia, dice Bautista. Esto, porque los repuntes de casos se producen por el relajamiento de las medidas de cuidado. “Ante la nueva ola de casos, Austria ha decidido obligar a sus ciudadanos a vacunarse y quienes no lo hagan deberán mantenerse confinados. Incluso se han cerrado centros de diversión y lugares de aglomeraciones”. En Alemania, dice, aún no es obligatoria la vacunación, pero también se están poniendo medidas para evitar más contagios, dada la nueva ola de casos.

El experto en vacunas de la Universidad Internacional del Ecuador (UIDE), Manuel Baldeón, también coincide en que se trata de una decisión adecuada. “Las vacunas son el medio más efectivo para prevenir infecciones que conocemos los seres humanos”.

Baldeón dice que se podría comparar la obligatoriedad de las vacunas con otras reglamentaciones que sirven no solo para proteger a un individuo, sino a la sociedad en general. “Por ejemplo, el uso de cinturón de seguridad. Eso hace bien a la comunidad y a quien lo usa. Igual la prohibición de fumar en sitios públicos y lugares cerrados. Hay un doble beneficio para las personas que fuman y en la protección del resto”.

La decisión de vacunarse debería ser un acto natural de la ciudadanía, dice el médico. Pero frente a la situación epidemiológica es necesario obligar a la gente a hacerlo. Con él coincide el epidemiólogo Daniel Simancas. “No es la mejor estrategia de salud pública, porque lo mejor es empoderar, educar, comunicar a la población para que ellos tomen la decisión. Pero en estos momentos de crisis sanitaria y ante las nuevas variantes hay que tomar medidas drásticas”.

Suplementos digitales