Video capta agresión a agente de la ATM Guayaquil
Ataque en Orellana deja policías heridos y un patrul…
Lucio Gutiérrez dice que personas con orientación se…
14 planteles educativos de Calderón y Tumbaco tendrá…
Inició vacunación contra la rabia para más de 2 mill…
Esta es la situación legal de los procesados por el …
Conaie dice que hay retrocesos en mesa de Focalizaci…
Asamblea aprobó informe sobre el paro de junio 2022 …

Joven encontrada muerta en el cantón azuayo de San Fernando fue estrangulada

En la casa de la familia Castro-Giñín, en en centro de San Fernando, se cumple el velatorio de Lizeth, de 18 años, quien apareció estrangulada. Foto: Cortesía / Efrén Monge

En la casa de la familia Castro-Giñín, en en centro de San Fernando, se cumple el velatorio de Lizeth, de 18 años, quien apareció estrangulada. Foto: Cortesía / Efrén Monge

En la casa de la familia Castro-Giñín, en en centro de San Fernando, se cumple el velatorio de Lizeth, de 18 años, quien apareció estrangulada. Foto: Cortesía / Efrén Monge

Cerca de dos horas demoró la autopsia realizada al cuerpo de Lizeth Castro Giñín, este martes 30 de julio del 2019. El informe pericial del Centro Forense de Cuenca confirmó que la joven de 18 años fue estrangulada.

El cuerpo de Lizeth Castro fue encontrado, la noche de este lunes 29 de julio, atrás del coliseo del cantón San Fernando, un sitio algo oscuro de la ciudad, al suroeste de Azuay. Tenía unos cordones amarrados alrededor del cuello.

Antes del hallazgo, en la mañana de ese día la joven había salido de su casa para encontrarse con una amiga con realizar unos trabajos académicos. Hasta el mediodía, María Giñín se comunicó -vía telefónica- con su hija, y más tarde ya no contestó.

Un habitante que cruzó por el sitio encontró el cuerpo y llamó a la Central de Emergencias del ECU-911 Austro. Al sitio llegaron paramédicos del Cuerpo de Bomberos, quienes confirmaron que la mujer no tenía signos vitales, dijo Cristian Tintín, jefe político de San Fernando.

Los vecinos identificaron a la mujer, porque vivía cerca del sitio del hallazgo. Un fiscal y agentes de la Dirección Nacional de Delitos contra la Vida, Muertes Violentas, Desapariciones, Extorsión y Secuestros realizaron el levantamiento del cadáver.

De allí el cadáver fue trasladado al Centro Forense de Cuenca. Esta mañana en las afueras de este complejo, Giñín pidió a los agentes de la Policía Nacional que encuentren a los responsables del crimen de su hija. “Solo pido justicia”, decía la madre entre llantos.

Allí, el médico forense le comunicó que Lizeth Castro murió por asfixia. Aún no hay detenidos, pero la Fiscalía de Azuay y la Policía de Criminalística tienen algunos elementos que guardan en reserva para ubicar al responsable de este crimen.

Cerca de las 15:00 de este martes, el cuerpo de Lizeth Castro arribó a San Fernando, donde se cumple con el velatorio, en medio del dolor y consternación de familiares y amigos. Con este caso suman 15 muertes violentas registradas en Azuay en lo que va del 2019.