Los rostros de los migrantes ecuatorianos que no lle…
Testimonio: ‘He visto personas morir mientras …
César Díaz: ‘El próximo año comenzarán a funci…
15 beneficios se revisan en la ley para promover nue…
841 256 personas reciben el bono de USD 50; la lista…
Informe de Contraloría sobre contratos en España sig…
Al menos tres muertos y 50 heridos en descarrilamien…
Hombre intentaba acabar con su vida en Portoviejo

Jefferson Pérez: ‘Carapaz nos está haciendo un llamado a reflexionar’

Jefferson Pérez Quezada (1974) ganó la medalla de oro olímpica en marcha en 1996. También la de plata en 2008 en Pekín. Foto: Archivo EL COMERCIO

Jefferson Pérez Quezada (1974) ganó la medalla de oro olímpica en marcha en 1996. También la de plata en 2008 en Pekín. Es empresario en proyectos inmobiliarios, representación de deportistas, organización de eventos. Es magíster en Estudios Latinoamericanos de Gobierno de la U. de Salamanca, Mg. en Administración de Empresas e ingeniero comercial de la U. del Azuay.

Las observaciones que hizo Richard Carapaz después de ganar la medalla olímpica, ¿cómo hay que procesarlas?

Lo que Richard Carapaz nos está haciendo es un llamado de atención para reflexionar; no es queja; mientras él está conduciendo su bicicleta a 60 y 70 km por hora, la estructura deportiva del país está yendo a 20 km por hora. Lo que nos está pidiendo Richard es que se dinamicen de acuerdo con las necesidades del deportista del siglo XXI y que no permanezcan con la estructura estática del siglo XX. Es decir que las estructuras y decisiones e incluso los análisis y planes son tan estáticos que parecieran que estuvieran pensando en cómo solucionar los problemas del siglo anterior.

A partir de esa reflexión hay que revisar la Ley del Deporte, pero ¿esa norma tendrá que amoldarse de acuerdo con las necesidades de los deportistas?

En parte sí, pero lo otro es analizar a profundidad a quiénes va ir la Ley. En la actualidad escucho que hay que hacer una nueva; podemos coincidir, pero esta debe beneficiar al ciudadano, al deportista y no a proteger y ayudar a la autoridad y al dirigente. El debate inicial, y después el beneficio, tiene que ser para la persona, a la que se le pueda dar los instrumentos para que sea un gran deportista ciudadano. La Constitución garantiza la preparación de los deportistas, pero que necesariamente no debe centrarse en dar un cheque para comprar los zapatos o la bicicleta, sino que esa palabra debe recoger: la preparación del ser humano, algo más integral, académico, deportivo, social e incorporación laboral.

¿Por qué los funcionarios que han sido responsables del deporte a través de los distintos gobiernos no han logrado recoger las necesidades de esta actividad?

Cuando yo tomo un autobús, el conductor sabe cuál es el destino final. Pero yo no puedo subirme en un bus en que el conductor no tenga claridad a dónde me va a llevar. Entonces cuando sepa bien cuál es el destino, las paradas…, en ese momento me embarco. Tal vez eso es lo que nos está faltando como nación; no es pensar la siguiente parada, sino en todo el destino de la ruta; y es lo que nos falta como visión. Los Juegos de la Olimpiada no se pueden solucionar con un proyecto inmediato. Nosotros hace tres años propusimos el proyecto ‘10-10’, que son 10 años y USD 10 millones anuales, con un objetivo: 10 medallas olímpicas.

Las políticas públicas del deporte se vienen tratando desde que usted ganó la medalla de oro en 1996, ¿acaso no ha existido voluntad o es un asunto de desconocimiento?

En 1997 pasé una mala experiencia en la que se minimizó groseramente un plan de preparación para cuatro deportistas por parte de un presidente. Entonces uno se da cuenta del desconocimiento de muchas personas. El deporte no debe recoger las migajas; el deporte debe ser tan importante como toda la estructura social de una nación.

¿Por qué Ecuador no ha dado ese salto, que sí lo han logrado países más pequeños como Eslovenia, que impulsa el deporte desde la escolaridad?

El cambio estructural debe ir desde los barrios, donde es el primer paso para socializar. Y después de eso el ejemplo de Eslovenia (con 2 millones de habitantes y 56 medallas olímpicas), que impulsan el deporte desde las escuelas, es lo más acertado para una sociedad. Pero en conjunto con el Ministerio de Educación, con su implementación, y el Ministerio de Gobierno, por la seguridad. Y después ir construyendo un plan en la que el Estado tenga clara cuál será la ruta de este vehículo, caso contrario vamos a continuar generando parches.

El diagnóstico ya se lo conoce, pero ¿por dónde se debería empezar?

Coincido con amigos que sugieren pasos inmediatos y también a largo plazo. Si quieren hacerle un homenaje a Richard Carapaz, en la Asamblea deberían trabajar e impulsar una ley de incorporación laboral al sistema público de los deportistas de alto rendimiento a través del concurso de méritos. Hay que generar un programa especial académico para deportistas de alto rendimiento a nivel superior. Ya se lo implementó en los noventa en la Universidad del Azuay y actualmente lo impulsa la USFQ.

¿La política tiene que estar vinculada al deporte?

Tiene que estar incorporada en las decisiones del deporte porque si no tenemos un objetivo como nación, no vamos a ningún lado.

¿Es necesaria una reestructuración parcial o total de la Ley del Deporte?

Me parece interesante los espíritus de ley, pero mientras no especifiquemos con un objetivo medible, será muy complicado. No esperemos que venga un Mesías o solucionemos de la noche a la mañana, esto tomará tiempo, tal vez generaciones, pero si no empezamos ahora, vamos a tener que esperar otros 25 años y eso no es justo.

Suplementos digitales