10 de junio de 2019 00:00

El Gobierno negocia con PTT un crédito por USD 2 000 millones

Las entregas del hidrocarburo ecuatoriano al mercado internacional se realizan desde el puerto de Balao, ubicado en la provincia de Esmeraldas. Foto: cortesía/ Flickr/ Flopec.

Las entregas del hidrocarburo ecuatoriano al mercado internacional se realizan desde el puerto de Balao, ubicado en la provincia de Esmeraldas. Foto: cortesía/ Flickr/ Flopec.

valore
Descrición
Indignado 38
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 2
Mayra Pacheco y Mónica Orozco  (I)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El Gobierno ecuatoriano vuelve a considerar a la petrolera tailandesa Petrotailandia (PTT) como una opción para solucionar sus necesidades de financiamiento. Pero en esta ocasión la consigna es no comprometer más petróleo.

Actualmente, el Estado mantiene aún vigentes dos contratos con esta firma petrolera asiática por la venta de crudo a largo plazo, que se realizó durante el Régimen anterior, a cambio de la entrega de recursos económicos.

Esta vez, el Gobierno aseguró que esta nueva operación petrolera será diferente. Carlos Pérez, ministro de Energía y Recursos Naturales no Renovables, informó a este Diario el viernes pasado que en este momento el Régimen está en negociaciones con PTT para conseguir fondos adicionales para el país sin comprometer “ni un barril de crudo más”.

A través de esta operación se gestionará entre USD 1 500 millones y USD 2 000 millones. “No es un solo desembolso, son varios. Este año esperamos conseguir USD 600 millones”, refirió el Ministro de Energía. El resto de los recursos llegarían en el transcurso del próximo año.

Antes de que este crédito se concrete, Ecuador y PTT negocian las tasas de interés que, según Pérez, se esperan que sean mejores tras la experiencia que tuvo el país con los créditos que se acordaron con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y multilaterales, en febrero pasado, por una suma total de USD 10 200 millones.

Con los nuevos recursos que se gestionan con PTT, Ecuador podría mejorar las condiciones de la deuda actual, pagar las cuentas atrasadas con proveedores del Estado o cubrir los gastos que implica el plan que promueve el Gobierno para reducir el tamaño del Estado, a través del recorte de personal, explicó Xavier Orellana, analista financiero.

Esta no es la primera vez que el actual Gobierno gestiona un crédito de este tipo apoyándose en la renegociación de los contratos que mantiene con petroleras asiáticas.

En diciembre pasado, durante una visita oficial a China y tras renegociar los contratos –con las firmas petroleras Petrochina y Unipec-, se logró que el Banco de Desarrollo de China (CDB) otorgue un financiamiento de USD 900 millones. Entonces, las autoridades afirmaron que tampoco se comprometió crudo adicional.

Este préstamo se firmó con una tasa del 6,5% a un plazo de seis años y dos de gracia.

Tras esto, a inicios del 2019 el Gobierno anunció que se trabajaba en operaciones petroleras adicionales para financiar el Presupuesto del Estado.

En este año, el Estado requiere USD 8 919,2 millones para financiar sus gastos. De este monto hasta el 7 de junio pasado se habían conseguido ya USD 3 675,9 millones, según el Ministerio de Finanzas.

Parte de los recursos que se obtuvieron provienen del FMI, luego del acuerdo que se logró en febrero pasado. De esta fuente han llegado hasta ahora USD 652 millones. Sin embargo, está previsto que los organismos multilaterales desembolsen un total de USD 4 624 millones en este año.
A este monto se espera incluir un desembolso del préstamo adicional que se alcance ahora con Petrotailandia.

En este caso, las condiciones que se logren con esta petrolera deberán hacerse públicas, refirió José Luis Fuentes, catedrático en Políticas Públicas de la UDLA y PUCE.

Esto, debido a que la entrega de más recursos económicos por parte de la petrolera tailandesa a Ecuador implicará que esta firma tenga también algo que ganar. “Es posible que se incremente el monto de crudo comprometido con PTT en las entregas o que se extienda el plazo de los contratos”, expresó Fuentes.

En este escenario, el catedrático expresó que Ecuador deberá analizar qué es lo más favorable y evitar que, por la urgencia de obtener recursos, se limite la disponibilidad del hidrocarburo que ya se está liberando a medida que se va cumpliendo el plazo de algunos contratos con Petrotailandia, Unipec y Petrochina.

Según los contratos iniciales, previo a la renegociación que hubo en el 2018, en este año el país tiene comprometido el 82% de su producción petrolera exportable debido a estos contratos de preventa, que fueron suscritos por el Gobierno anterior.

La producción exportable para este 2019 asciende a 135,6 millones de barriles de petróleo. En función de estas cifras, el país dispondría de un saldo para comercializar en el mercado exterior de alrededor de 24,9 millones barriles.

En los próximos años está previsto que este porcentaje baje hasta llegar solo al 4% en el 2024, cuando se termina el plazo acordado en estos convenios de venta a largo plazo.

El Gobierno actual mantiene vigentes seis contratos petroleros que incluyeron créditos y anticipos de dinero atados a la venta de crudo a largo plazo. De ellos, tres son con Petrochina, uno con Unipec y dos con la empresa petrolera tailandesa Petrotailandia.

Según la información inicial de los contratos, el 1 de junio pasado venció el contrato 2011203 que se mantenía con Petrochina.

Este Diario solicitó el 13 de mayo del 2019 información al Ministerio de Energía sobre las implicaciones de este hecho. La entidad indicó que estaba gestionando la respuesta.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (10)
No (1)